méxico | 23 de Mayo de 2019

López Obrador rechazó que haya subejercicio en el IMSS, porque que en el primer trimestre del año se ejercieron 145 mil millones de pesos, lo que representa 94.4% del gasto. Foto Yazmín Ortega / La Jornada

Por

Por 

Alma E. Muñoz y Alonso Urrutia / La Jornada
Ciudad de México, 23 de mayo. El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que hay problemas con el abasto de medicamentos, pero garantizó que se resolverá, así como que se acabará con la corrupción en el IMSS y en otras instituciones gubernamentales. Hay resistencias como es lógico, pero “no nos vamos a detener”, subrayó.

En su conferencia de prensa matutina, resaltó que tan sólo en 2018, el IMSS gastó 44 mil millones de pesos en medicamentos y “no hay”; en tanto que en el ISSSTE erogaron 15 mil millones de pesos; entre ambas instituciones gastaron en ese rubro 55 mil millones de pesos.

“Hacían su agosto unas cuantas empresas proveedoras de medicamentos”, pero todo esto se tiene que terminar y si se necesita vamos a hacer licitaciones internacionales, “ya tenemos un convenio con la ONU”, sostuvo el mandatario.

En su conferencia de prensa matutina, aseguró que no se está despidiendo a nadie del sector salud y consideró que esa información “es para afectar, ya ven como es el hampa del periodismo”.

Insistió que está muy mal el sistema de salud, por lo que se comprometió a que en este gobierno se haga valer el derecho del pueblo de México a la salud, como se establece en el artículo cuarto constitucional -lo que incluye el Instituto de Salud para el Bienestar-. “Lo único que quiero es un poco de tiempo porque dejaron en ruinas el sistema de salud”.

López Obrador afirmó que a quienes quieren mantener el sistema de corrupción “no les gusta” que se actúe y alegan que se va a afectar el servicio, pero al contrario, “sí se acaba con la corrupción y se aplica austeridad se va a contar con medicamentos... para robarse el dinero de las medicinas, es pensar que se está en plena decadencia”.

También rechazó que haya subejercicio en el Seguro Social, porque en el primer trimestre del año se ejercieron 145 mil millones de pesos, lo que representa 94.4 por ciento del gasto.

“No es que no estén comprando las medicinas o que falte, es que se están revisando contratos que se hicieron con empresas de construcción de hospitales que quedaron inconclusos”. Entonces instruyó a Zoé Robledo, nuevo director general del IMSS, a que dé a conocer la lista de las empresas que no cumplieron.

Robledo aseguró por su parte que en los primeros tres meses también se ejercieron 6 mil 979 millones de pesos para materiales y suministros -lo que incluye medicinas-, de un presupuesto previsto para ese periodo de 7 mil 479 millones y eso representa 93 por ciento de eficiencia, dijo.

En el Salón Tesorería de Palacio Nacional -con la presencia de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero-, señaló que el reto mayor es gastar de manera eficiente, acabando con la corrupción, aunque reconoció que “no gastar en el instituto puede ser un fracaso”, tras informar que al revisar ayer con el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, los ingresos y egresos del Seguro Social, derivó en que la institución “puede presentar una situación grave”.

Se pronunció porque cada peso, cada centavo, ya sea que provenga del gobierno federal o de las cuotas patronales sean cuidados “con un ánimo de saber que son sagrados y sin visos de corrupción”.

Sondeo

Recientemente se presentó una iniciativa de ley para que el gobierno estatal norme el transporte público, otorgue concesiones y fije las tarifas máximas. ¿Está de acuerdo en que se les quite a los municipios?