méxico | 23 de Abril de 2019

De enero a febrero, se incrementó 0.1 por ciento el personal ocupado en el sector manufacturero. Foto Archivo La Jornada Baja California
Tijuana, 23 de abril.- La industria manufacturera empleó en febrero de este año a 3 millones 855 mil 545 personas, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Es el dato más alto desde que existe registro. Sin embargo, las remuneraciones medias reales por persona ocupada se ubicaron en el punto más bajo de la última década, según la misma fuente.

La Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera, elaborada por la institución, reporta resultados mixtos para casi todas las industrias, pero en el caso de la fabricación de productos derivados del petróleo y el carbón ésta continúa cediendo terreno en los principales indicadores, deteriorada por la refinación del hidrocarburo.

El Inegi informó que este año, de enero a febrero, se incrementó 0.1 por ciento el personal ocupado en el sector manufacturero, las horas trabajadas aumentaron 0.3 y las remuneraciones medias reales pagadas lo hicieron 0.5.

En relación con febrero de 2018, el personal ocupado creció 2.5 por ciento, las horas trabajadas fueron mayores en 2 por ciento y las remuneraciones medias reales se despegaron 1.9 por ciento.

Si bien crecieron en monto, las retribuciones de los trabajadores manufactureros, que representan 7 por ciento de la población económica, no lo hizo el valor de éstas.

El índice de remuneraciones medias reales por persona ocupada se ubicó durante febrero en 75.6, su nivel más bajo en los pasados 10 años. La medición va de cero a 100 y comprende todas las erogaciones en salarios y sueldos que el establecimiento pagó a su personal, así como prestaciones sociales, contribuciones patronales a la seguridad social, monto de liquidaciones pagadas y utilidades repartidas.

Por otro lado, la encuesta reporta resultados mixtos para casi todas las industrias, pero en el caso de la fabricación de productos derivados del petróleo y del carbón ésta continúa cediendo terreno en los principales indicadores, deteriorada por la refinación del hidrocarburo.

La capacidad de planta para todo el sector de productos derivados del petróleo y del carbón se ha reducido en casi la mitad desde febrero de 2009 al presente, al pasar de 86 a 46 por ciento en que operan ese tipo de manufacturas.

El dato es arrastrado por la refinación de petróleo, cuya explotación de la capacidad de producción pasó de 87.2 a 43.2 en los pasados 10 años.

Lo mismo pasa con el número de personal, que en refinación disminuyó 3 mil 781 puestos, por arriba del sector que le comprende, la fabricación de productos derivados del petróleo y el carbón, la cual cedió 2 mil 830 trabajos, compensado por incrementos en las manufacturas de aceites y grasas lubricantes.

El valor de la producción del sector expone un caso similar: 5 mil 843 millones 629 mil pesos menos en refinación de petróleo, arrastrando al sector, que reportó 5 mil 171 millones 850 mil pesos menos, también a lo largo de una década, compensado por otro, los aceites como subsector, de menor peso.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?