cultura | 23 de Febrero de 2015

Sean Lennon y Esteban Calderón al concluir la sesión de fotografías para un producción del hijo de la leyenda Jhon Lennon Foto cortesía Esteban Calderón

Por

Por 

Andrea García

Tijuana, 23 de febrero.- Congelar un momento que es único e irrepetible ha sido la razón más importante para el tijuanense Esteban Calderón para abrirse paso en el mundo de la fotografía desde hace cuatro años y que hoy en día se coloca entre los favoritos de las pasarelas y la escena musical.

“Me encanta el poder retratar, amo, amo retratar, me causan las famosas maripositas en el estómago como si estuviera enamorado cada que tengo un shooting, lo que más amo es poder dejar huella en cada persona que voy retratando”, explica quien radica en el Distrito Federal desde principios de esta década.

Inspirado por una mujer, su madre, fue como se sumergió a la fotografía, además de que ella siempre lo apoyó buscando talleres, concursos y todo donde pudiera aprender y aportar.

“La fotografía siempre ha estado presente en mi vida, desde que soy muy niño mi madre nos tomaba bastantes fotos a mi hermano y a mí, tenía una colección enorme de álbumes fotográficos y desde entonces me encantaba ver las imágenes”, recuerda.

Su trabajo se define por ser limpio y estético, siempre acompañado de una buena iluminación, detalle que siempre le atrajo y que eso ayuda a que la simplicidad de su trabajo marque la diferencia.

A sus 26 años de edad es director creativo en la revista NYLON Español y ha trabajado ya para artistas como Babasónicos, David Bisbal, Calle 13, Camila Sodi y Sean Lennon, hijo del desaparecido John Lennon.

Este último fue una energía diferente, por ser hijo del gran Beatle, y por lograr que formara parte de una de las portadas de la publicación.

“Una personalidad tan fuerte como es Sean Lennon, o lo que significa dejó el legado de su padre, es una persona tan sencilla y una de las más fluidas con las que he trabajado, quien irradia mucha paz y tranquilidad”, sostuvo.

Uno de sus más recientes trabajos, lo realizó con el cantante Aleks Syntek para el disco “Romántico desliz”. “Con Aleks Syntek tuve dos días de sesión con él y fue algo muy fluido y divertido, me gusta que todos estemos cómodos en una sesión, que cada persona haga lo que ame y todo luzca bonito, con Aleks así fue, él estaba contento y el equipo también”, dijo.

Antes de llegar a la capital mexicana, Calderón hizo lo propio en la frontera donde dejó grandes proyectos como la exposición "Burbuja Pop" y  "Fashion's a Killer".

Sondeo

¿La polémica generada por la salida de Margarita Zavala del PAN influirá en el resultado de las elecciones de 2018?