Baja California | 22 de Noviembre de 2017

El hecho tuvo lugar la tarde del martes 21 de noviembre en una zona rural contigua a unas parcelas del lugar conocido como Parajes del Puebla, adentrado en el Valle de Mexicali Foto Cortesía

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 22 de noviembre.- Por segunda ocasión en dos años, hombres que trabajaban en una alcantarilla sin el equipamiento ni la instrucción adecuada fallecieron al respirar gases tóxicos en el interior del drenaje.

El hecho tuvo lugar la tarde del martes 21 de noviembre en una zona rural contigua a unas parcelas del lugar conocido como Parajes del Puebla, adentrado en el Valle de Mexicali.

El subprocurador Zona Mexicali, Fernando Ramírez Amador, linformó que la primera víctima fue Leonardo Cruz Cázares, de 39 años, quien tenía un día trabajando en la constructora Arca del Pacífico y bajar cinco metros por una alcantarilla para realizar un trabajo de desazolve.

Óscar Tenorio Rodríguez, de 34 años, ingeniero de profesión y compañero de Cruz Cázares, al ver que este llevaba más de 15 minutos dentro de la alcantarilla y no respondía a su llamado, bajó por el orificio sin mascarilla de protección contra aspiración de gases.

Al no salir Tenorio, un tercer trabajador testigo de los hechos llamó al número de Emergencia y reportó lo que sucedió a sus compañeros, relató el subprocurador.

El funcionario de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) comentó que se investigará si se siguió el protocolo para el tipo de labor desarrollada, sobre todo si los hombres contaban con el equipo necesario para introducirse a un lugar donde hay gases.

Hace dos años, el 18 de septiembre de 2015, tres hombres que vivían en un centro de rehabilitación fueron contratados para trabajar en el desazolve de un drenaje, responsabilidad de un fraccionamiento construido por la empresa Urbi, por la vieja carretera al Ejido Islas Agrarias. Los tres hombres que trabajaban sin protección murieron al respirar el gas metano que genera el excremento humano.

Según el subprocurador Ramírez Amador, la muerte de esas tres personas no quedó impune, además de que la constructora había subcontratado los servicios de desazolve a otro particular.

Esa otra empresa subcontratada llegó a un acuerdo monetario con los familiares de los occisos, por lo que hubo castigo por ese hecho donde murieron tres personas, según consideró el funcionario estatal.