mundo | 22 de Octubre de 2018

Los esfuerzos por atender la situación pueden verse minimizados si no se avanza de manera decidida en un cambio de nuestros patrones de consumo y desarrollo. Foto Roberto García Ortiz / La Jornada

Por

Por 

José Antonio Román / La Jornada

Ciudad de México, 22 de octubre.- Para el 2040 se confirma el pronóstico de que el planeta alcanzará un aumento en la temperatura de 1.5 grados centígrados, por lo que es urgente cambios decididos de grande alcance y sin precedente en todos los aspectos de la sociedad para limitar el calentamiento global, aseguró Graciela Raga, investigadora del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Al citar el reciente Reporte Especial del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) calentamiento global de 1.5 grados, auspiciado por Naciones Unidas, la especialista señaló que este reporte confirmó con “gran certeza” que la temperatura promedio global ha aumentado un grado desde la era preindustrial –entre los años de 1850 y 1900- y que el calentamiento es mayor en la tierra que sobre el mar.

En conferencia, la investigadora explicó, además, que con estos datos avalados por científicos de todo el mundo ya se observan también algunos efectos en el clima, que se irán haciendo cada vez más presentes, dependiendo de la ubicación geográfica.

Incluso, indicó que se pueden cuantificar las diferencias en temperatura promedio, temperatura extrema, intensidad de precipitaciones y probabilidades de sequías, entre alcanzar 1.5 y llegar a 2.0 grados, que es realmente lo que querían muchas de las naciones que solicitaron la elaboración de dicho reporte intermedio, que será esencial en la conferencia sobre Cambio Climático que se realizará en diciembre de este mismo año en Polonia.

En la misma conferencia, el investigador Francisco Estrada Porrúa, también del CCA de la UNAM, se refirió a la importancia de que los científicos William Nordhaus y Pal Romer hayan recibido este año el Premio Nobel de Economía, por sus investigaciones sobre la relación que existe entre la economía, cambio tecnológico y cambio tecnológico.

Destacó que esta investigación muestra la forma en que la actividad económica global interactúa con otras áreas del conocimiento, y entender la su repercusión en el cambio climático.

Además, dijo, el reporte del IPCC nos muestra cómo afectan las emisiones de gases de efecto invernadero en el contexto también de las políticas mundiales al cambio climático, el desarrollo sostenible y los esfuerzos por erradicar la pobreza, que pueden verse minimizados si no se avanza de manera decidida en un cambio de nuestros patrones de consumo y desarrollo.