mundo | 22 de Octubre de 2018

El gobierno de México, sostiene, reafirma su compromiso con una migración ordenada y segura. Foto Víctor Camacho

Por

Por 

Redacción / La Jornada
Ciudad de México, 22 de octubre.- La Secretaría de Gobernación informó que el Instituto Nacional de Migración (INM) recibió en tres días –viernes, sábado y domingo– mil 28 solicitudes de refugio de centroamericanos que forman parte de la Caravana Migrante.

En un comunicado, Gobernación detalló que ayer las autoridades migratorias trasladaron a 346 personas que se encontraban en condiciones de vulnerabilidad a albergues de autoridades federales y del estado de Chiapas.

Indicó que el pasado viernes cruzaron por la zona fronteriza de manera formal 343 ciudadanos, el sábado otros 339 y ayer domingo 346 más.

Señala que elementos de la Secretaría de Marina y de Protección Civil del estado de Chiapas mantienen, en apoyo al trabajo realizado por el INM, la asistencia médica, alimentaria y logística.

Gobernación reiteró que el procedimiento que se lleva a cabo para la recepción de personas inicia en las instalaciones del INM, en Ciudad Hidalgo, ahí se recaban los datos para realizar las solicitudes de refugio. Posteriormente, señaló, los solicitantes son trasladados a un albergue que se ha habilitado para su alojamiento.

El gobierno de México, sostiene, reafirma su compromiso con una migración ordenada y segura, por lo que exhortó a las personas que se encuentran en tránsito a evitar riesgos, y acudir al albergue referido en Tapachula, Chiapas, a efecto de recibir orientación, así como la asistencia humanitaria que requieran.

De igual forma, Gobernación apuntó que para atender y procesar las solicitudes de ingreso ordenado a México, el INM, en coordinación con dependencias federales y de Chiapas, realiza numerosas acciones humanitarias.

Dijo que elementos del INM del grupo Beta, oficiales de Protección a la Infancia, agentes federales de Migración y Protección Civil del estado de Chiapas prestan atención en las instalaciones del Instituto en Tapachula, así como en el albergue del Recinto Ferial, en esta misma ciudad, en donde los centroamericanos reciben apoyo humanitario que incluye alojamiento, alimentación, atención médica , sanitaria, sicológica y jurídica.