méxico | 22 de Octubre de 2018

Muestra que la inflación mantiene su paso, sin ceder ni detenerse y la economía de los mexicanos trata de resistir este embate ante su raquítico poder de compra. Foto La Jornada

 

Ciudad de México, 22 de septiembre.- Por el "alza inmoderada y constante en los precios de ciertos insumos básicos", el salario en México ha perdido el 5 por ciento de su poder adquisitivo de septiembre de 2017 a septiembre de 2018, pero en algunos casos, el deterioro llega a más del 20 por ciento año con año, aseveró la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec). 

La organización realiza cada mes un monitoreo de precios de la canasta básica en 200 puntos de venta de todo el país y con los resultados que encontró  sostuvo que "la inflación no cede ni se detiene, sigue golpeando la economía familiar".

Detalló que durante el último trimestre de 2017 subieron los precios del huevo, jitomate, cebolla, jabón de baño y limpiador de pisos.

“Durante los últimos tres meses hemos detectado que la cebolla, el jitomate y el chile acumulan un aumento del 9 por ciento  de agosto a octubre, por su parte, el limón subió 6 por ciento su precio en el mismo periodo. Productos como los chiles enlatados, la leche y la papa han tenido de 7 a 6 aumentos en lo que va de enero a octubre, esto nos hace ver que de gota en gota se llena el cantarito, pero la diferencia es que los bolsillos de los mexicanos no se llenan, si no que se vacían”, dijo Cuauhtémoc Rivera, dirigente de Anpec.

De los 24 productos más demandados por los mexicanos durante la segunda quincena de septiembre y la primera de octubre, destaca el caso del jitomate que se encareció 11.6 por ciento en promedio en siete  estados donde se realiza el sondeo, Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Nuevo León y Tlaxcala.

El limón aumentó 10.5 por ciento en el mismo periodo, el tomate 4.45 por ciento, cebolla 1.4 por ciento y aceite 3.2 por ciento. 

"Esta alza muestra que la inflación mantiene su paso, sin ceder ni detenerse y la economía de los mexicanos trata de resistir este embate ante su raquítico poder de compra", reiteró.

Cigarros de contrabando cuestan un tercio que en comercios formales
La Anpec denunció además que la venta de cigarro de contrabando representa una competencia desleal para los pequeños comercios  ya que el precio promedio de una cajetilla ilegal  oscila en los 15 pesos y una legal en 53 pesos. Por cada cajetilla de 20 cigarros, indicó, 14 corresponden a carga fiscal.