mundo | 22 de Octubre de 2018

Durante el acto los hondureños cantaron el himno de su país, y también realizaron una protesta frente a los consulados de Honduras y Guatemala. Foto Víctor Camacho

Por

Por 

Elio Henríquez / La Jornada
Tapachula, 22 de octubre.- Al grito de “aquí estamos y no nos vamos y si nos echan nos regresamos ”, los integrantes de la caravana de migrantes, salieron de Tapachula, poco después del mediodía, hacia la ciudad de Huixtla ubicada a 40 kilómetros de distancia.

Antes de abandonar la ciudad los centroamericanos hondureños, su mayoría, realizaron una protestas frete a las oficinas de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) porque tarda mucho en realizar los trámites, a quienes solicitan asilo político.

Durante el acto los hondureños cantaron el himno de su país, y también realizaron una protesta frente a los consulados de Honduras y Guatemala.

Al despedirse en el Parque Miguel Hidalgo, en Tapachula, donde pernoctaron, el migrante hondureño, Denis Omar Contreras, quien radica en Tijuana de donde ha sido deportado siete veces en cuatro años, aseguró que los centroamericanos “no somos asesinos, criminales, ni terroristas; ninguno de las siete mil 500 personas que vamos en la caravana va armada, pues sólo buscamos ganarnos la vida y salir adelante”.

Pidió al pueblo mexicano “que por un momento se ponga en nuestros zapatos y nos siga apoyando como lo ha hecho hasta ahora”.