cultura | 22 de Septiembre de 2019

El cantante puertoriqueño, Ricky Martin junto a la Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú. Foto tomada de @RigobertMenchu

Por

Por 

Graciela Ortíz, Hugo Castillo y María Briceño / La Jornada
Mérida, 22 de septiembre.- En punto de las 21 horas en el concierto de la Cumbre de la Paz Ricky Martin dijo que venía a estas tierras donde solo quiere tranquilidad, es el día de la paz y “solo quiero magia y paz”.

Antes de comenzar el espectáculo en el Monumento a la Patria, que fue gratuito, el cantante al recibir el premio de la Cumbre de la Paz envió su mensaje: “La educación no es un fin, es el trayecto que nos conduce al entendimiento y al respeto de que todos los habitantes de este planeta tenemos los mismos derechos, no importa nuestra raza, origen, orientación sexual y creencias que deben ser respetadas por todos los gobiernos que nos rigen”, en el marco de la 17 Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz, en el Centro Internacional de Congresos.

Señaló que juntos podemos vencer la ignorancia y el atropello a la dignidad humana “que nos niega el acceso a las mismas oportunidades de vivir en inclusión y armonía”.

“Hay lugar para todos, pero para lograr la paz primero tenemos que luchar por nuestro derecho a vivir en libertad; como miembro de la comunidad LGBTTI (Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero, Travesti e Intersexual) es muy sencillo, nosotros no estamos pidiendo tener más derechos que el resto de los ciudadanos, tampoco queremos tener menos derechos, simplemente queremos igualdad”, afirmó mientras el público lo ovacionaba.

“La igualdad, el respeto y la tolerancia tienen que ser parte de nuestra vida, el derecho de cada ser humano a vivir libremente tiene que ser respetado, vivir libre de condiciones es la única ruta que nos acerca a la igualdad de pensamientos, donde cada ser humano pueda realizarse”, puntualizó.

Alcanzar la paz mundial, una cuestión de educación y humanidad, afirman laureados.

Las plenarias de la 17 Cumbre Mundial de los Premios Nobel de la Paz concluyeron con la presentación de El Amor al Poder vs. el Poder del Amor, una discusión que giró en torno al poder que detentan los líderes mundiales y las proyecciones para lograr una sociedad más pacífica.

En su última participación en la reunión de laureados, el ex presidente colombiano Juan Manuel Santos señaló que si la sociedad quiere tener un mejor futuro y lograr un mayor entendimiento, es necesario que inviertan en la educación temprana de los niños.

“Si le damos a un infante rico y a un infante pobre el mismo trato desde el inicio de su formación, entonces se les abrirán las mismas oportunidades, aseguró Santos, antes de narrar un proyecto impulsado durante su administración con el cual se logró que el 40 por ciento de la matrícula de la principal universidad de Colombia estuviera compuesta de gente proveniente de los estratos bajos.

“Hay que usar el poder para el bien, pues cuando se olvida esta máxima entonces se corrompe el mando”, afirmó el ex mandatario antes de denunciar el caudillismo vivido en América Latina durante toda la historia. “La democracia debe basarse en las instituciones y no en los gobernantes”, finalizó.

Sondeo

Recientemente se presentó una iniciativa de ley para que el gobierno estatal norme el transporte público, otorgue concesiones y fije las tarifas máximas. ¿Está de acuerdo en que se les quite a los municipios?