Baja California | 22 de Agosto de 2019

Ella era Roxana Díaz. Foto Redes Sociales

Por

Por 

La Jornada BC

Tijuana, 22 de Agosto.- Roxana Díaz, la joven mujer que resultó lesionada en un brazo y una pierna el pasado viernes 16 de agosto tuvo la desgracia atestiguar el homicidio que perpetraron tres elementos del cuerpo de bomberos, contra Carlos Morales Trujillo, un trabajador del ayuntamiento, en la colonia Unión.

Su muerte dejó huérfano a su hijo de 16 años. La familia estuvo en ascuas durante todos estos días, hasta que ella dejó este mundo, anoche, en Estados Unidos. Fue una víctima más de la violencia que crece en esta ciudad.

Roxana fue trasladada al hospital de UCSD en San Diego, el sábado por la mañana, para atender sus heridas, las cuales fueron tan graves que no pudieron salvarle la vida.

Sus familiares explicaron que Roxana estaba reunida con algunos amigos en Tijuana, como acostumbraba hacer los fines de semana –en sus descansos de su trabajo en Chula Vista– cuando tuvo la desgracia de presenciar el crimen, del cual los asesinos no querían testigos.

Con la idea de saber lo que le causó la muerte, la Procuraduría General de Justicia del Estado solicitará a las autoridades de Estados Unidos, detalles de la necropsia.

La información se incluiría en la carpeta de investigación del homicidio perpetrado contra Morales Trujillo.