méxico | 22 de Agosto de 2019

Gilda Susana Austin, madre de Emilio Lozoya, fue aprehendida el pasado 24 de julio en Alemania. Foto archivo La Jornada

Por

Por 

Gustavo Castillo García / La Jornada
Ciudad de México, 22 de agosto.- Hasta la próxima semana se reactivarán los trámites de los procesos de extradición que tendrán lugar en Alemania y España en contra de Gilda Susana Austin, madre de Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), y del empresario Alonso Ancira, propietario de la empresa Altos Hornos de México, quienes enfrentan órdenes de aprehensión por su presunta participación en la comisión del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, señalaron funcionarios federales.

En ambos casos se les señala como presuntos responsables de estar involucrados en transferencias financieras relacionadas con recursos ilícitos que recibió Emilio Lozoya Austin como sobornos de la empresa brasileña Odebrecht y la compra de la empresa Agronitrogenados, que realizó Pemex cuando fue director de la empresa del Estado.

En el caso de Gilda Susana Austin, ella fue aprehendida el pasado 24 de julio en Alemania, y por su edad (más de 70 años) permanece en detención en una casa con una familia en Múnich.

La solicitud

De acuerdo con información de autoridades mexicanas, la Fiscalía General de la República (FGR) ya presentó la solicitud provisional de aprehensión, pero aún falta que se formalice la petición de extradición en contra de la señora Austin, lo que podría ocurrir la semana entrante, aunque el gobierno mexicano cuenta con 60 días para formalizar el trámite.

Por otra parte, los funcionarios consultados señalaron que en el caso de Alonso Ancira, quien fue detenido el 29 de mayo de este año en España y se encuentra en libertad bajo fianza, aunque sujeto al proceso de extradición, se podrían desarrollar las primeras audiencias para su envío a México.

En ambos casos el delito que se les imputa no es considerado como un ilícito que amerite prisión preventiva oficiosa, por lo que podrían enfrentar su proceso (en caso de que así lo definan los jueces), en libertad bajo caución.