méxico | 22 de Agosto de 2018

Estaba claro que el origen de la violencia no estaba en la elección misma, sino a un entorno de violencia vinculado a la operación del crimen organizado. Foto tomada de la transmisión de YouTube

Por

Por 

Alonso Urrutia / La Jornada

Ciudad de México, 22 de agosto.- Durante la presentación de los informes de las diversas misiones de observadores electorales en los pasados comicios, Patricia Santamaría sostuvo que los 113 asesinatos de actores políticos registrados convirtieron al proceso “como uno de los más violentos de la región en el pasado reciente”. Subrayó que es necesario que estos hechos violentos se esclarezcan, y a futuro, reforzar las medidas de seguridad para candidatos y dirigentes partidistas.

En su oportunidad, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova reveló que en los días previos a la elección, el instituto recibió “algunos de los ataques informáticos más graves de la historia de la institucionalidad, no solo electoral, me atrevo a decir de la institucionalidad pública y que fueron infructuosos”.

Córdova dijo que las dimensiones del ataque puede medirse en “muchos gigas para tratar de provocar la denegación del servicio. No voy a entrar en detalles porque es cuestión de seguridad nacional, pero muchos gigas, fueron ataques muy intensos”. EL INE -comentó en entrevista- se preparó para impedir que estas operaciones impactaran en el proceso.

A su vez, Armand Peschard, de la Fundación Internacional para Sistemas Electorales señaló que la mayor parte de los ataques cibernéticos perpetrados contra el INE se generaron en México y Estados Unidos. Se pretendía vulnerar los diversos sistemas mediante el uso de bots especialmente el Programa de Resultados Electorales.

Santamaría explicó que la violencia en México se registró a pesar de que, según los informes de la Secretaría de Gobernación, se incrementó la presencia de la Policía Federal y se reforzaron los esquemas de protección de los candidatos para inhibir la violencia. Aunque reivindicó el exitoso proceso electoral en México, la organización y la participación ciudadana, estimó la necesidad de corregir los aspectos relacionados con la violencia.

A su vez, Carlos Valenzuela, del Instituto Interamericano de Asistencia Electoral subrayó la fortaleza de las instituciones electorales en México que permitieron instrumentar una compleja legislación electoral y que favoreció la exitosa jornada electoral. Sin embargo, también enfatizó en la violencia como un factor negativo, si bien destacó que estaba claro que su origen no estaba en sí mismo, en la elección misma, sino a un entorno de violencia vinculado a la operación del crimen organizado.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?