Baja California | 22 de Julio de 2019

El alcalde Manuel Gastélum, firmó con la Sedatu el convenio para llevar a cabo en Tijuana acciones del programa de Mejoramiento Urbano 2019: México Late Foto cortesía Alcaldía de Tijuana

Por

Por 

Redacción
Ciudad de México, 22 de julio. El municipio de Tijuana recibirá los recursos para la construcción del Parque Cañada Xicoténcatl Tijuana, además del desarrollo de los Centros Culturales y Deportivos Santa Fe 2 y el Mirador, como parte de las acciones del programa de Mejoramiento Urbano 2019: México Late que el alcalde Manuel Gastélum, firmó en Palacio Nacional.
 
Estas obras en Tijuana forman parte de un convenio que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) firmó con 14 municipios de la frontera norte y de vocación turística con el que el gobierno federal destinará casi 8 mil millones de pesos para el Programa de Mejoramiento Urbano 2019, que se enfoca a ciudades con alta marginación o afectadas por la violencia y el crimen organizado.
 
Los proyectos que se llevarán a cabo en esta ciudad fronteriza serán de gran beneficio para los tijuanenses, y se concretaron hace dos semanas durante una reunión de trabajo que sostuvieron funcionarios de Sedatu en la alcaldía de Tijuana.
 
Mexicali es el otro municipio de Baja California que está contemplado en este programa de mejoramiento urbano, el resto de los recursos están destinados para Acapulco, Guerrero; Acuña y Piedras Negras, Coahuila; Bahía de Banderas, Nayarit; Ciudad Juárez, Chihuahua; Los Cabos, Baja California Sur; Nogales y San Luis Río Colorado, Sonora; Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros, Tamaulipas; y Solidaridad, Quintana Roo.
 
Los recursos se enfocarán a obras pequeñas como polideportivos, canchas, mercados, clínicas de salud y pavimentación, las cuales suman casi 500 obras. Además, contempla la entrega de poco más de mil 300 acciones por ciudad para mejoramiento de vivienda de personas de bajos recursos.
 
El Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), Román Meyer Falcón , sostuvo que este programa forma parte de las acciones para mejorar la condición de colonias en la franja norte del país, seleccionadas por su grado de marginación, y donde se busca concretar proyectos para mejorar la calidad de vida de la localidad.
 
“No sólo se trata de hacer obra pública por hacer obra pública” subrayó Meyer, sino el entendimiento de que se puede mejorar la calidad de vida de los habitantes de esas colonias con grandes carencias, donde el crimen organizado opera, a través del espacio público, de estos equipamientos y acciones también de vivienda, de regularización.
 
En la elección de las ciudades beneficiadas, el gobierno federal priorizó la atención de las personas que habitan en zonas de población mayoritariamente indígena, zonas con mayor grado de marginación o zonas con altos índices de violencia, de acuerdo con los mecanismos establecidos por la Secretaría de Bienestar y las reglas de operación del programa.
 
El objetivo es destinar los recursos la mejoramiento integral de barrios, viviendas y regularización del suelo, agregó Armando Rosales García, subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Sedatu.
 
El funcionario explicó que las acciones de vivienda están encaminadas a construcción o mejoramiento, no sólo de un pie de casa, sino de las obras de ampliación que requiera una familia, las cuales deberán ser validadas por la dependencia.
 
Agregó que las obras más emblemáticas del programa están en proceso de licitación, mientras que está por concluirse la entrega de las acciones de vivienda.
 
Por su parte el director general del Instituto Nacional del Fondo de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), Carlos Martínez Velázquez, indicó que 16 por ciento de las viviendas abandonadas en el país que se adquirieron con créditos de este instituto, han sido financiadas también con subsidios gubernamentales a través de la dependencia.
 
“Hoy son parte de las 650 mil viviendas abandonadas en todo México, viviendas suficientes para dar alojamiento a 2.6 millones de personas”, indicó.
 
Martínez Velázquez agregó que programas como el que firmó la Sedatu con los 14 municipios son la medida efectiva para evitar que las familias decidan abandonar su patrimonio.
 
(Con información de Néstor Jiménez / La Jornada)