méxico | 22 de Julio de 2019

Migrantes internados en un campamento ubicado en el Puente Nuevo Internacional de Tamaulipas cruzaron nadando la frontera hacia estados Unidos. Foto cortesía Lafronteradice.com

Por

Por 

Julia Le Duc y Martín Sánchez / La Jornada
Tamaulipas, 22 de julio.- Un grupo de migrantes centroamericanos burló a elementos de la Guardia Nacional desplegados en Matamoros, cruzó el río Bravo e ingresó a territorio de Brownsville, Texas, donde fueron detenidos por agentes de la patrulla fronteriza de Estados Unidos el domingo por la tarde.

Hombres, mujeres y niños, originarios de Cuba, Honduras y El Salvador, salieron corriendo del campamento ubicado en el Puente Nuevo Internacional para evadir a los militares mexicanos y lanzarse a las aguas del cauce.

En el contingente de indocumentados había por lo menos cinco menores de edad, quienes sólo algunos llevaban salvavidas.

Se trata del tercer grupo numeroso que esta semana atravesó el río Bravo para cruzar a Estados Unidos, con el propósito de obtener asilo humanitario por parte de las autoridades de ese país.

Los migrantes que permanecen en el campamento están registrados en una lista de espera de ser llamados por oficiales del Centro de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) para ver si son candidatos al asilo.

Con el paso de las semanas y los meses, los extranjeros entran en la desesperación y es cuando deciden lanzarse al río Bravo aún a sabiendas de que van a ser detenidos y que corren riesgo de ahogarse.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?