Baja California | 22 de Mayo de 2019

Bonilla Valdez les manifestó su compromiso de atender sus demandas. “Tengo la obligación de venir y escucharlos. Voy a estar viniendo mínimo cada mes. Es una situación tétrica, la vamos a cambiar”. Foto Cortesía

Por

Por 

Redacción

Tijuana, 22 de mayo.- El Hospital General de Tijuana atiende a más de 15 mil personas al día, en medio de graves deficiencias en insumos, que se tratan de cubrir con la buena disposición del cuerpo médico, por lo cual hay “mucha mortalidad, molestias y cansancio”.

Así lo denunciaron los profesionales de la salud a Jaime Bonilla Valdez, candidato a la gubernatura del estado, durante una visita que hizo al nosocomio.

Ante los malos manejos presupuestarios del Gobierno del Estado, el aspirante por la coalición “Juntos Haremos Historia en Baja California”, aseguró que éstos mantienen “enfermo” y “agonizante” al sector salud estatal.

Los directivos, encabezados por el doctor Clemente Zúñiga Gil y personal médico y administrativo, recibieron al abanderado de la alianza Morena, PVEM, PT y Transformemos, y le explicaron las carencias que les impiden atender satisfactoriamente a la población enferma.

El doctor Adán Carrillo señaló que tiene seis años en Urgencias, área que adolece de insuficiencia en medicamentos básicos y material para curaciones.

“Hemos llegado al extremo de no tener sueros, en casos muy graves. El año pasado atendimos a 72 mil pacientes en Tijuana y 32 mil en el Hospital General de Mexicali”, precisó.

En las condiciones en que se encuentran, con los altos índices de inseguridad, “pocos piensan en proveer lo necesario al Servicio de Urgencias, a donde llega gente armada, de diferentes corporaciones policiales; estamos saturados por la demanda de servicios y los familiares se molestan y amenazan hasta con agredirnos”.

Luego de escucharlos, Bonilla Valdez les manifestó su compromiso de atender sus demandas. “Tengo la obligación de venir y escucharlos. Voy a estar viniendo mínimo cada mes. Es una situación tétrica, la vamos a cambiar”.

Reafirmó su “compromiso, muy fuerte, con la salud de los bajacalifornianos; el sistema de salud tiende a federalizarse. Se calendarizarán las actividades y se hará un comité de salud con la participación de todas las instituciones”.

Acudió a visitarlos, dijo, para “oírlos y llevarme sus necesidades; no venimos con varita mágica, vamos a trabajar juntos. Todas sus carencias y faltas de apoyo vamos a solucionarlos, cuando seamos nuevo gobierno. Ni siquiera venimos a pedirles el  voto, vengo aprender de ustedes”.

Lo acompañó el candidato a la Alcaldía de Tijuana, Arturo González Cruz, quien intervino también para atender las peticiones y quejas de médicos, enfermeras y personal administrativo del hospital, al que acuden diariamente personas enfermas, tanto residentes locales como de los municipios conurbados de Tecate y Playas de Rosarito.

El personal de seguridad de ambos hospitales carece del perfil y armamento para garantizarles protección, en eventuales casos de agresiones o atentados. “Ya hubo una balacera dentro del hospital y no queremos que se repita, porque corremos peligro”.

Agregó que “todos los problemas de salud pública llegan aquí, con nosotros. Enfermos de tuberculosis, y tenemos hasta 7 pacientes en un solo cuarto. Las personas de ´condición de calle´, representan otro serio problema y diario llegan para ser atendidas”.

Cuando las ambulancias de la Cruz Roja, llega con un paciente, se queda en la camilla, porque hay solamente 220 camas en cuartos para hospitalización de pacientes en el Hospital General.

Del Seguro Popular atienden también a 500 mil derechohabientes, elevando el déficit diario de camas en un número superior a las trescientas. No ha habido un plan de ordenamiento y carecen también de planeación con líneas estratégicas. “Adolecemos de un plan con metas e indicadores a corto, mediano y largo plazo”.

En cuanto a los índices de mortalidad, consideran que es alta, por falta de acceso de las personas al servicio de salud, sobre todo en el caso de la población infantil.

En resumen, el Sector Salud y en particular el Hospital General de Tijuana, enfrentan una verdadera crisis. “Atendemos gente que llega de Tecate y Playas de Rosarito, incluso de los Estados Unidos, por tanta violencia en esta región. Tenemos en estos momentos un total de 14 baleados (heridos de bala)”.

A lo anterior hay que agregar que faltan recursos humanos, sobre todo especialistas. La unidad de Gineco-Obstetricia está “sobresaturada”. No hay pañales para bebés recién nacidos, ni jeringas, ni guantes. Hasta jabón y toallas hacen falta.

“Hay casos dramáticos en los que nos ha tocado ver morir a un niño por la falta de recursos, ya sea de personal o de medicamentos”, manifestaron con la debida discreción.

Aprovecharon la disposición de los candidatos visitantes para urgirles una solución, que consideren sus planteamientos para cuando lleguen a ocupar los cargos para los que están conteniendo en el actual proceso electoral que culmina con las votaciones del próximo domingo 2 de junio entrante.

Ante esta “tétrica” exposición, el candidato a la gubernatura Jaime Bonilla Valdez reiteró su compromiso de dar atención prioritaria al Sector Salud, pero comenzando por combatir la corrupción gubernamental que lo tiene “agonizante” en perjuicio de la población en general.

“Las necesidades de ustedes son las necesidades de nosotros, no sabemos si alguna ambulancia nos va levantar, cualquier día, en cualquier momento. Igual, que en todo México, aquí en Baja California va cambiar. Si hay fugas y si se roban el dinero, tienen que rendir cuentas. Con nosotros, ningún presupuesto se va acabar”.

Sondeo

¿Considera correcto que los maestros retarden el inicio de clases porque no les pagan su sueldo completo?