méxico | 22 de Mayo de 2018

El presidente Peña Nieto durante el acto con estudiantes y directivos del IPN. A su derecha, Otto Granados, titular de Educación Pública; a su izquierda, Alberto Rodríguez, director del Politécnico Foto María Luisa Severiano

Por

Por 

Ángeles Cruz Martínez / La Jornada
Ciudad de México, 22 de mayo.- El presidente Enrique Peña Nieto defendió los logros alcanzados en el país, en particular durante su gestión, pues aunque falta mucho por hacer, no pongamos todo en la canasta de que estamos mal. Debemos reconocer los avances, entre ellos los obtenidos a partir de la reforma energética.

De una capacidad de producción de hidrocarburos agotada, ahora el sector está frente a un potencial de 200 mil millones de dólares en inversiones, las cuales están comprometidas por 70 empresas que ya están trabajando en territorio nacional, afirmó Peña Nieto durante la ceremonia del Día del Politécnico, en la que entregó la presea Lázaro Cárdenas 2018 a 17 alumnos destacados y directivos del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Crecimiento de la inversión extranjera directa

Subrayó que respecto del sexenio anterior, la inversión extranjera directa aumentó 50 por ciento en los cinco años pasados, para situarse en un acumulado de 182 mil millones de dólares. Sólo en el primer trimestre de 2018, la cifra superó 9 mil 500 millones de dólares, resaltó.

Un avance más fue la reforma en telecomunicaciones, por la cual, entre otros, se duplicará el número de personas con acceso a Internet, de 40 millones a casi 80 millones. Peña Nieto también comentó los cambios en educación, cuyos logros, aseguró, se darán con el tiempo, pero garantizan que con buenos profesores, preparados y en constante evaluación, los niños y jóvenes contarán con los conocimientos y cumplirán las exigencias del mercado laboral.

“Por eso cuando dicen: ‘Qué mal estamos’ o cuando algunos refieren: ‘Que mal está el país, ha sido una tragedia lo que le ha ocurrido a México’, francamente es no querer ver ni reconocer lo que sí hemos logrado”, en particular las reformas estructurales, que son el legado de este gobierno, subrayó el titular del Ejecutivo en el acto académico, realizado en el salón López Mateos de Los Pinos, adonde acudieron los alumnos y directivos premiados, sus familiares, así como ex directores e integrantes de la comunidad del IPN.

También entregó un reconocimiento post mortem a Juan de Dios Bátiz Paredes, director general fundador del IPN, cuya nieta recibió el galardón. Peña Nieto exaltó el talento de los politécnicos distinguidos, en particular, el de Carlos Daniel Nieto Díaz, quien, con 15 años de edad, concluyó los estudios de nivel medio superior con promedio de 10.

Este joven es reflejo del talento de los mexicanos porque con la suma de esfuerzos individuales es como se construye una mejor nación, comentó Peña Nieto.

Sin mencionar a nadie en concreto, se refirió a quienes quieren ver el vaso medio vacío, quienes no logran apreciar los avances. Además, una nación no se construye en seis años, puntualizó. No se modela en una sola administración, sino con la suma de esfuerzos de varios gobiernos.

De acuerdo con sus datos, en la actual administración, la economía nacional ha reportado un crecimiento constante en cada trimestre. Quisiéramos estar mejor; sin embargo, apuntó, no somos ajenos a la situación mundial y cómo enfrentamos un escenario adverso. Aun así, subrayó, la economía ha crecido más de 13 por ciento de manera acumulada, mientras la inflación anual ha sido de 4 por ciento en promedio. Es la más baja de los últimos 48 años en promedio y sigue bajando.

Antes, el director del IPN, Mario Alberto Rodríguez Casas, habló sobre las acciones que se han concretado en los seis meses que lleva al frente de la institución.