méxico | 22 de Abril de 2019

Imagen de la segunda caravana migrante Foto Alfredo Domínguez/ Archivo

Por

Por 

Elio Henríquez / La Jornada

San Cristóbal de Las Casas, 22 de abril.- Agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y policías federales detuvieron este lunes en el municipio de Pijijiapan, en la costa de Chiapas, a cientos de migrantes, la mayoría centroamericanos, cuando caminaban en caravana sobre la carretera hacia el norte del país, informaron fuentes gubernamentales.

Dijeron que la detención se produjo después del mediodía en el ejido Echegaray -12 kilómetros antes de llegar a la cabecera municipal de Pijijiapan-, donde el INM tiene una caseta de inspección, cuando alrededor de tres mil migrantes que por la madrugada habían salido de Mapastepec, pretendieron cruzar.

Afirmaron que los migrantes reclamaron a gritos a los agentes mexicanos que por qué los detenían, ya que no estaban cometiendo delito alguno y que lo que quieren es llegar al norte del país.

Explicaron que antes de su arribo, los agentes del INM y los policías federales se desplegaron en dos grupos sobre la autopista costera para detener a los migrantes, hombres, mujeres y niños y cuya cifra no había sido dada a conocer la tarde de este lunes por las autoridades mexicanas.

El grupo de aproximadamente tres mil migrantes se conformó con contingentes que fueron llegado en diferentes fechas, el más numeroso de cerca de dos mil, hace dos días.

Ahí se sumaron muchos migrantes que desde hace tres semanas permanecían esperando una respuesta de las autoridades migratorias para obtener la llamada tarjeta por razones humanitarias y otros que llegaron de manera individual o en pequeños grupos durante los últimos días o semanas.

Algunos salvadoreños que llegaron a Pijijiapan al separarse del grupo, comentaron que estuvieron alrededor de un mes en el albergue de Mapastepec, mientras personal del INM estudiaba su caso y el final les ofreció la tarjeta de trabajador regional, pero lo que ellos quieren es llegar al norte del país para cruzar a Estados Unidos donde los esperan familiares que los van ayudar a conseguir trabajo.

Las fuentes expresaron que representantes de las comisiones Nacional y Estatal de Derechos Humanos presenciaron el operativo, sin que trataran de impedir la detención de los indocumentados, con el argumento de que sólo estaban documentando las acciones.