Baja California | 22 de Abril de 2019

El candidato de Juntos Haremos Historia en Baja California afirmó que de llegar a la gubernatura reestructurará la administración pública con la eliminación de algunas secretarías "porque es un monstruo de mil cabezas". Foto cortesía

Por

Por 

Redacción

Playas de Rosarito, 22 de abril.- "Rosarito va a tener agua, drenaje y seguridad", afirmó el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia en Baja California a la gubernatura del estado, Jaime Bonilla Valdez, ante integrantes del Club de Prensa de ese municipio, quienes le cuestionaron de diferentes temas, incluido la construcción de una desaladora, deuda pública y desarrollo económico.

En un comunicado de prensa que ubicó a Playas de Rosarito como un municipio "llamado a ser uno de los más importantes como destino turístico de la zona metropolitana de la que forma parte", se dio a conocer que también se abordó la problemática de las adicciones, servicios públicos, migrantes e infraestructura vial y urbana.

Sobre la desaladora promovida por el Gobierno del Estado, la cual se construirá frente a Playas de Rosarito, Bonilla Valdez dijo ser "una persona que apoya el desarrollo, pero no a costa de que se contamine. Ya hay tecnología para construir este tipo de desaladoras, que podrían dar agua en los próximos años".

Afirmó que "el agua es un elemento vital... siempre es una necesidad, por lo que tenemos que buscar alternativas, pero también estamos obligados a garantizar el medio ambiente. Sobre si debe o no ser construida, mi opinión es de que corresponde a la ciudadanía tomar esa decisión y respetarse".

De acuerdo con el comunicado de prensa puso en claro que "el manejo de la salmuera, en la cantidad que produciría una planta desaladora, tendría que verse que sea industrializada y que no sea arrojada al mar en grandes cantidades que pongan en riesgo la fauna y la flora marinas, ya que eso también afectaría otras actividades, como el turismo".

"Les puedo asegurar que ya hay tecnología para que no tenga impacto en la flora y la fauna, la salmuera se puede industrializar. No cancelar la desaladora, hacerla bien, que se transparente la operación de la APP, que no sea uno más de los negocios del gobernador", afirmó e hizo hincapié en que este proyecto es (obtener agua) para consumo propio y detonar desarrollo y crecimiento. 

"A la gente hay que informarla bien. Que Rosarito se beneficie. Aquí es un problema de transparencia del gobernador", dijo.

Sobre los temas de seguridad y salud pública, Bonilla Valdez afirmó que "no existe seguridad, solamente inseguridad, y tenemos que tomar en cuenta que no hay tranquilidad, ni bienestar, si no hay seguridad. Se afecta también la economía. Desafortunadamente no hay coordinación, y en eso el gobernador actual (Francisco Vega) es el responsable, porque no asiste a las reuniones de coordinación en seguridad".

Señaló que "...el gobernador solamente ha acudido en dos ocasiones, cuando han venido altos funcionarios federales; falta estrategia y coordinación; por su indiferencia e irresponsabilidad no parece preocuparle la inseguridad en la que están los bajacalifornianos".

En ese contexto mencionó el caso del ex titular de Seguridad Pública estatal, Gerardo Sosa Olachea "cesaron al secretario de seguridad, lo enfermaron; el FBI le dijo al gobernador que su brazo derecho estaba inmiscuido con la delincuencia organizada, y solamente lo despidió. Todo esto afecta la economía…".

Respecto a las adicciones que mantienen alta incidencia delictiva y representan un problema de salud muy grave, afirmó que "tenemos que invertirle mucho; necesitamos urgentemente que las familias tengan confianza, guardar la privacía de sus familiares adictos y atender a cada familia para que no esconda a sus hijos que están pasando por esta delicada circunstancia".

Como parte de la solución, propuso abrirles oportunidades de empleo y desarrollo humano. "Hay muchos jóvenes que se pierden en la droga. Atacan a sus propias familias. Vamos a poner mucho énfasis, punto toral, vamos a darle confianza a las familias, también es un problema de inseguridad", dijo.

A un cuestionamiento sobre la deuda que enfrenta el gobierno estatal, pero también el municipal en Playas de Rosarito, señaló que este último ha tocado los extremos, lo que se ha reflejado en los adeudos que tiene con maestros, la Universidad Autónoma de Baja California, la burocracia estatal. "A los únicos a los que les paga puntualmente es a sus diputados (de la bancada panista y afines de otros partidos de minoría) para que apoyen y aprueben sus maniobras de endeudamiento".

En candidato a gobernador dijo que, al llegar a ser titular del Gobierno del Estado, va a reestructura la administración pública, con la eliminación de algunas secretarías, "porque es un monstruo de mil cabezas. Hay un nivel de corrupción en contratos, licitaciones; el caso de PIRE, en Tijuana, debió haber sido programa federal, y ahora está endeudado y con carencias el municipio".

Sobre el tema de las caravanas de migrantes señaló que quienes las han combatido con discursos xenóbos "asustan con el tapete del muerto" y recordó que sus padres llegaron como migrantes de otras entidades y que "el ser humano es migrante por naturaleza. Vemos que hay una desinformación grave y falta de atención al problema".

El abanderado de la coalición Haremos Historia en Baja California señaló que "los migrantes venían con miras a cruzar a Estados Unidos, solo pasarían por Tijuana. Fue un error desde cómo los dejaron entrar. Los aventaron aquí".

"Cuando yo llego (como delegado federal), tomé el control, los asistimos y les informamos: Vamos hacer nuestro trabajo, respeten las leyes, aunque tienen sus derechos. Nos dedicamos a dar seguridad a residentes, y atender derechos humanos. Advertimos que se exageró la nota para sacar lana, el alcalde de Tijuana (Juan Manuel Gastélum, quien busca su reelección) pedía 80 millones de pesos".

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?