méxico | 22 de Enero de 2019

El titular del Ejecutivo federal descartó que el robo de hidrocarburos y las afectaciones a los ductos vaya a afectar el suministro. Foto Pablo Ramos / La Jornada

Por

Por 

Néstor Jiménez / La Jornada

Ciudad de México, 22 de enero.- En la conferencia en Palacio Nacional, el presidente López Obrador informó que, como parte de las acciones de seguridad contra el robo de combustibles, los titulares de las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina le presentaron un informe del despliegue de fuerzas en la zonas donde se ha registrado este ilícito. 
 
Al ser cuestionado sobre la posible presencia de cárteles en Hidalgo o las zonas con huachicoleo, señaló: “Se habla mucho de eso, que ya llegó un nuevo grupo, pero aun así, si fuese así, lo que desgraciadamente sucedió venía pasando, no fue la primera vez que se recogía combustible en este municipio”.
 
Pese a mantenerse el registro de robo de hidrocarburos, reiteró que su administración no va a ceder en la estrategia contra el llamado huachicoleo. 
 
“No vamos a dar ni un paso atrás ni vamos a ceder, porque ayer nos sacaron de operación la mayoría de los ductos, nos los pincharon, provocaron fugas, en algunos casos peligrosas, afortunadamente la gente ya no acudió. Nada más en el ducto Guadalajara-Salamanca nos sacaron cuatro veces de operación y nos sacaron el ducto de Tuxpan-Azcapotzalco que ya llevábamos cuatro días en operación”. 
 
El lunes fueron cerrados los ductos de Pemex de Guadalajara-Salamanca y Tuxpan-Azcapotzalco por tomas clandestinas, detalló, sin embargo, descartó que ello impacte en el suministro de combustible.
 
Subrayó que el ducto Tuxpan-Azcapotzalco “es muy importante” porque distribuye a 160 mil barriles diarios para abastecer a la Ciudad de México y el Estado de México. Ambos ductos, dijo, se están rehabilitando y aseguró que “no va a haber problema por esta acción de ayer de desabasto, ya estamos actuando”.