méxico | 22 de Enero de 2019

El presidente municipal, Juan Pedro Cruz Frías, confirmó la muerte de un sobrino en el lugar donde el viernes pasado estalló una toma clandestina. Foto Víctor Camacho / La Jornada

Por

Por 

Juan Ricardo Montoya / La Jornada

Tlahuelilpan, Hgo., 22 de enero.- Juan Pedro Cruz Frías, alcalde de Tlahuelilpan, denunció que personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) no ha sellado perfectamente las fugas reportadas por su administración desde que asumió el cargo, en septiembre de 2016, en el punto en donde ocurrió una explosión el pasado viernes, del ducto Tula-Salamanca.

Señaló que esa fue la segunda ocasión en que allí se registraba una fuga, pero fue en la del pasado 18 de enero que hubo una explosión e incendio que provocó un saldo preliminar de 94 personas muertas y 50 heridos.

"Por medio del área de Protección Civil hemos atendido tanto derrames como incendios de tomas clandestinas. Cada una de las fugas se han reportado. Por qué no las sella, lo ignoro pero están provocando estas situaciones”.

Indicó que elementos policíacos han acudido a alguno de los sitios en donde han habido fugas, a lo largo de los cuatro kilómetros del ducto Tula-Salamanca que atraviesan Tlahuelilpan, pese a que el municipio cuenta solo con 40 miembros, 20 por cada turno, para atender a los 19 mil 500 habitantes.

Detalló que en la primera fuga en San Primitivo, hace dos años, asistió de incógnito, a lo que calificó de “supuesta clausura de toma” por parte de técnicos de la empresa petrolera.

Al llegar, describió, vio que “había un pequeño hilo de gasolina; la gente de Pemex no supo que ahí se encontraba el presidente municipal —él mismo—, e instalaron una manguera y le pusieron en un bidón.

“Cuando ya no estaba saliendo líquido, (el personal de Pemex) quitó la manguera, instaló un tapón que podemos conseguir en la ferretería, supuestamente lo apretó con una llave perica e inmediatamente colocó un recipiente de pet, luego otro más grande y le echó tierra”.

Sin mencionar nombres el alcalde dijo sospechar que funcionarios de Pemex no ordenan, de manera intencional, la clausura inmediata de tomas o simplemente no lo hacen para ocultar actos de corrupción ya que de esa forma no es posible cuantificar el faltante de combustible.

Comentó que también es preocupante que cuando los huachicoleros son puestos a disposición ante el agente del Ministerio Público por la policía municipal, estos son liberados en cuestión de horas o días, de manera inexplicable.

Falso que la gente pida indemnizaciones
Negó las versiones respecto de que presuntos pobladores de Tlahuelilpan exigen 10 millones de pesos al gobierno federal por la muerte de cada uno de sus familiares, y puntualizó que los vecinos sí piden respeto a su dolor.

También desmintió como se publicó en algunos medios que él había declarado que la segunda actividad económica del municipio era el huachicoleo. “Que me muestren la grabación donde según ellos yo dije eso. Yo no traiciono a mi pueblo”.

Ratificó que los habitantes de Tlahuelilpan son gente trabajadora, ya sea en el campo, o en alguna de las empresas situadas en el parque industrial, y ejemplificó: “Mi familia se dedica al campo. Mi primo y mi sobrino David —quien falleció en el siniestro— se dedicaban a labores del campo. El por qué David se encontraba donde se produjo el estallido, no lo sé” aunque descartó que como muchas otras personas acudió por los llamados que se hicieron a través de las redes sociales.

"A través de redes sociales preguntaban algunas personas en dónde estaba la fuga; (se comentaba) que a un lado del Cobach (Colegio de Bachilleres )y todos estos grupos en redes sociales fueron los encargados de las aglomeraciones de toda esa gente, la cual el Ejército, policía estatal y municipal no pudieron detener”.

Reconoció que alguno vecinos se han incorporado a las bandas dedicadas al huachicol, pero lo han hecho por falta de oportunidades, provocadas por el "antiguo régimen". "Pero hoy estamos viviendo otros momentos; hoy quien nos encabeza —el presidente Andrés Manuel López Obrador— tiene otra visión, mas no represión, de trabajar hombro con hombro con cada uno de los mexicanos".

Finalmente, dijo que hasta el martes, tan solo en Tlahuelilpan se han llevado al cabo 13 sepelios y que se tiene previsto se realicen otros cinco.

Cabe señalar que como lo constató La Jornada en el poblado vecino de Teltipán, municipio de Tlaxcoapan situado en las cercanías del lugar donde se produjo la tragedia se han realizado cuatro sepelios.

El cadáver de otro fallecido, vecino de Teltipán pero originario Guerrero, fue llevado a esa entidad para ser sepultado en su pueblo natal.
 

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?