Baja California | 21 de Noviembre de 2017

Algunas voces, incluso de los mismos transportistas, han señalado que la impunidad que impera ante irregularidades que cometen empleados de la compañía es porque gozan de la protección del dueño del Grupo Caliente. Foto Alberto Elenes

Por

Por 

Alberto Elenes

Tijuana, 21 de noviembre.-  El ex alcalde de Tijuana y empresario de casinos Jorge Hank negó ser propietario de la empresa Altisa y descartó que alguno de sus familiares o personas cercanas la tengan alguna relación con la misma.

Algunas voces, incluso de los mismos transportistas, han señalado que la impunidad que impera ante irregularidades que cometen empleados de la compañía es porque gozan de la protección del dueño del Grupo Caliente.

Sin embargo, el propio Hank rechazó tal argumento, deslindándose de esa empresa de la que ni él, ni algún familiar o persona cercana a él, tienen relación alguna con Altisa.

En respuesta dijo “no tengo ningún negocio fuera de los casinos y del centro comercial (Pueblo Amigo) y el hotel (del mismo nombre)”, dijo.

Al cuestionarle por qué cree que lo relacionen con la misma, el ex presidente municipal de Tijuana  respondió sarcástico: “porque a lo mejor son buenos propósitos nada más”.

Y es que en varios conflictos en los que se han visto involucrados esta compañía, como han sido accidentes automovilísticos, invasiones de rutas, protestas, mal servicio a usuarios, siempre han salido impunes de toda responsabilidad o con una simple sanción ya sea verbal o administrativa, nunca una amonestación grave.