Baja California | 21 de Agosto de 2019

Gustavo De Hoyos, al centro, durante el 90 aniversario de la Coparmex. Foto Cortesía

Por

Por 

Cristian Torres Cruz

Mexicali, 21 de agosto.- El adeudo estatal a la Universidad Autónoma de Baja California es de claro incumplimiento del gobierno del estado, aseguró el presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo De Hoyos Walther.

Así lo indicó, entrevistado al final de la celebración del 90 aniversario de la organización, cuestionado en su carácter de presidente del Patronato Universitario.

Aseguró que “los estados financieros de la universidad están revisados por el órgano de fiscalización de la federación, por nuestro consejo universitario, por el Órgano Fiscalizador (Orfis) del Estado, es una universidad que está auditada constantemente”.

No obstante lo anterior, agregó que “hay un problema muy claro que es el incumplimiento por parte del gobierno del estado, a través de los subsidios”.

Subrayó que como Patronato, “hemos hecho todo lo que está a nuestro alcance para exigir que se pague esta cantidad”.

En otro contexto, se lamentó de que en sus conferencias de prensa “Mañaneras”, el presidente Andrés Manuel López Obrador se haya manifestado contra muchas instituciones que se fueron formando con grandes luchas y ahora se están aniquilando.

Lo mismo ocurre, afirmó, con el Congreso de la Unión. Apuntó que han sido tantos los cambios, en un pequeño plazo, que se ha perdido la capacidad de asombro, y como ejemplo expuso la posible desaparición del Instituto de Evaluación Educativa (IEE), instrumento promovido a lo largo de 3 décadas, para mejorar la educación en el país.

El mismo riesgo corre, aseveró, la Comisión Reguladora de Energía, por lo cual la Coparmex está ante el reto de la conservación y preservación de instituciones como las mencionadas.

Añadió que el país está viviendo un proceso continuo de desconstrucción institucional, por lo que la agrupación patronal debe ser un contrapeso en esos temas.

Enfatizó que la Coparmex, por tradición, se encuentra en escrutinio de los gobiernos, y no da cheques en blanco, pero tampoco son opositores fundamentalistas o sistemáticos.

Durante el evento, expuso: “queremos que donde haya un grupo de empresarios exista una representación, una delegación y eventualmente un centro empresarial, también necesitamos la incidencia, que los principios y mensajes de Coparmex ya no lleguen a los 36 mil socios, necesitamos llegar a millones” expuso Gustavo de Hoyos.

Señaló que el proyecto institucional Alternativas por México busca liderazgos y potencializarlos ya que existen centenares que están trabajando por la seguridad, educación las causas del medio ambiente, pueblos indígenas y desarrollo urbano.

“Necesitamos a miles trabajando, algunos desde lo privado, algunos desde lo público, pero ciertamente dando continuidad a este proceso de evolución en todo el país, también hemos definido los retos ante la federación.

Esto, dijo, “se traduce en la necesidad de que otras organizaciones empresariales y no empresariales, estén apostadas, trabajando por defender este proceso de evolución y no que veamos una regresión como la que se pretende impulsar desde el gobierno federal”.