Baja California | 21 de Junio de 2018

Afectados por los deslizamientos de tierra que los dejaron sin vivienda, consideran que no es necesario que se les done un predio para construir sus casas, sino que se habilite el terreno que ocupaban antes de los derrumbes. Foto Antonio Maya

Por

Por 

Antonio Maya

Tijuana, 21 de junio.- Vecinos del fraccionamiento Lomas del Rubí cuyas viviendas fueron afectadas por deslizamientos de tierra, se manifestaron frente a las instalaciones de Palacio Municipal -donde mantienen un plantón desde el 5 de junio- para exigir a las autoridades locales que cumplan con el apoyo que se comprometieron a entregar ya que se verán en la necesidad de regresar a dormir en la calle Liberal Patria de su colonia, pues no tiene recursos para pagar una renta.

Ricardo Montiel, uno de los vecinos afectados por el deslizamiento ocurrido en febrero pasado, afirmó que las circunstancias les obligan a correr el riesgo de instalarse en la vía pública de su colonia, la cual está rodeada de las 161 viviendas afectadas desde febrero cuando ocurrieron los primeros deslizamientos, que según un estudio ordenado por el Ayuntamiento fue provocado por los movimientos y cortes de tierra que hizo el Grupo Melo para construir el fraccionamiento Valles del Pedregal, aledaño a la colonia que ocuparon durante décadas.

Al advertir que no se van a retirar de Palacio Municipal “porque no les vamos a dar pretextos de triunfo al gobierno”, consideró que Grupo Melo -que ofreció construir casas si el gobierno de Juan Manuel Gastélum Buenrostro le entrega un predio- no necesita de la donación del terreno sino que deben  habilitar el predio donde se derrumbaron sus viviendas para construir otras.
En mayo pasado, el ayuntamiento le entregó a los afectados un dictamen donde se explica que el culpable del deslizamiento de tierra que dejó 161 viviendas colapsadas y 94 con pérdida total fue Grupo

Melo, ya que las vibraciones constantes que provocó la maquinaria utilizada en el fraccionamiento Valles del Pedregal al retirarse una gran cantidad de material con cortes irregulares en la parte baja de la ladera ocasionó la descompensación del talud.

Tras las declaraciones del representante legal de Grupo Melo, Raúl Melo, sobre que el ayuntamiento no ha buscado una solución en conjunto debido a que se negó a donar un predio para solucionar el problema que la constructora ocasionó, el Ayuntamiento convocó una rueda de prensa encabezada por el secretario de Gobierno, Leopoldo Guerrero, quien deslindó al municipio de lo sucedido en esa colonia, y además anunció que el 1 de junio pusieron una demanda penal a la empresa constructora por daño a la infraestructura pública que haciende a más de 9 millones de pesos según el avalúo que ellos realizaron.