mundo | 21 de Junio de 2018

Durante una manifestación frente a la Embajada estadunidense en México, reclamaron acciones para atender a quienes resultaron afectados por la política "cero tolerancia". Foto Roberto García / La Jornada

Por

Por 

Ana Langner / La Jornada

Ciudad de México, 21 de junio.- La orden ejecutiva firmada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que modifica la práctica de separación de familias indocumentadas por una detención en conjunto, no es suficiente para atender la crisis que sufren miles de niños y adultos migrantes, denunciaron organizaciones civiles ante la Embajada del país vecino en México.

“Exigimos que el gobierno de Estados Unidos respete los derechos humanos que han estado violentados desde hace ya diferentes periodos gubernamentales; que paren las detenciones arbitrarias e ilegales; que se deje de perseguir no sólo a los mexicanos, sino a los migrantes centroamericanos e incluso de medio oriente”, reclamó Rodrigo Guillot, vocero de la Red Estudiantil por la Democracia, una de las organizaciones que se dieron cita frente a la embajada estadounidense para protestar contra la política “tolerancia cero” del presidente Trump.

Las condenas también se dirigieron hacia el gobierno de México. En opinión de Guillot, las autoridades mexicanas “están subordinando la política exterior e incluso interior de México a favor de los intereses estadunidenses.

En tanto, María García, portavoz de la Coalición Binacional vs Trump, declaró: “esto es solo la punta del iceberg, ya que los últimos acontecimientos salió a la luz pública”, sin embargo la práctica de separación de padres e hijos migrantes sin documentos es un problema que data de muchos años atrás.

Asimismo María García apuntó que es necesario no perder de vista a los 12 mil migrantes que están detenidos en 17 albergues.

Por su parte, María José Adame, del contingente Momzilla advirtió que “el daño está hecho” en contra de los niños que fueron separados. “Queremos ver no solo la firma, no queremos ver solo palabras; queremos ver hechos, demandó.

Por otro lado, a través de un pronunciamiento oficial, el director ejecutivo de Alianza Américas, con sede en Chicago, Oscar Chacón, señaló que la orden ejecutiva anunciada por el presidente Donald Trump a último minuto, “hace muy poco para resolver el desgarrador impacto, con implicaciones de largo plazo, que causa la separación familiar”.