Turismo | 21 de Mayo de 2019

Catedral católica ubicada en el centro de Guadalajara, Jalisco. Foto Michel Moreno

Por

Por 

Redacción
Tijuana, 21 de mayo.- A finales el XIX el turismo religioso fue reconocido como una actividad económica; en México el potencial de generar ingresos a través de ello es alto, debido al gran número de recintos que tiene, pero está siendo desperdiciado por la falta de estrategias, señaló el doctor del Instituto de Geografía de la UNAM, Enrique Propin Frejomil.

El doctor Propin Frejomil explicó que de manera general el turismo religioso tiene impacto a nivel ambiental, económico y social, y con excepción de la cantidad de basura que se genera o la transformación de los lugares de manera negativa, el efecto de este tipo de turismo es positivo, ya que conlleva el contacto entre sociedades, culturas e identidades religiosas diferentes; además de que incentiva la derrama económica al generar empleos indirectos.

La Oficina Española de Turismo en Roma anunció en el  2007  que la Basílica de Guadalupe se posicionó entre los diez lugares marianos (en los que se ha manifestado la aparición de la Virgen María) más visitados en el mundo y se ha mantenido en el primer lugar con cerca de 20 millones de visitantes al año.

Turistas italianos, alemanes y polacos que acuden la Basílica de Guadalupe, ubicada en la Ciudad de México, cada 12 de diciembre, lo hacen ya sea porque creen en la Virgen de Guadalupe o porque están interesados en las expresiones de religiosidad asociadas a este culto.

En el caso de cuando un turista acude a un destino de sol y playa, se debe tomar en cuenta que en ocasiones aprovecha para visitar un sitio religioso. De ahí la dificultad de calcular cuántos visitantes de un santuario están motivados únicamente por la fe.

Por ello, el investigador afirmó que se debe estudiar el tema desde la perspectiva geográfica, ya que el turismo religioso implica movilidad de personas en el espacio geográfico y es necesario estudiar las características específicas de la localidad y de los recintos religiosos.

Propin Frejomil señaló que se debe mejorar las condiciones de los recintos y los lugares donde se encuentran para, así como facilitar las vías de transporte que conducen hacia ellos.

En México, se tienen 10 000 recintos registrados en el último directorio nacional de la Iglesia Católica Mexicana, pudimos documentar 98 que se distinguen por su magnetismo espiritual y su carácter identitario.  

El investigador, que ha estudiado el impacto regional del turismo religioso-católico en México, también identificó la existencia de un modelo común para este tipo de turismo, el Santuario de Lourdes fue uno de los más visitados del mundo, el hecho sobrenatural fue la aparición de la virgen que dejó un manantial de agua santa, ese mismo modelo existe en México, es el caso de la Basílica de Ocotlán, ubicado en Tlaxcala, en donde la Virgen se apareció en varias ocasiones y dejó como regalo un manantial de Agua Santa.

Sondeo

Consideras que los términos del acuerdo México-EU para evitar aranceles: