cultura | 21 de Mayo de 2019

El mandatario confió que en el INBA serán desde ahora más cuidadosos. En la imagen, Naasón Joaquín García, líder de la iglesia Luz del Mundo. Foto Cuartoscuro / archivo La Jornada

Por

Por 

Alonso Urrutia / La Jornada
Ciudad de México. El presidente Andrés Manuel López Obrador reivindicó la vigencia el Estado laico, pero pidió  "ser más tolerantes"
 
Ante sucesos como el ocurrido la semana pasada con la Iglesia La Luz del Mundo que al parecer celebró un homenaje a su líder Naasón Joaquín García con un evento en el Palacio de Bellas Artes -que el propio instituto niega-, consideró que la directora del INBA, Lucina Jiménez, debe ofrecer disculpas.

Durante su conferencia matutina, López Obrador dijo que el país ya cambió y pidió evitar que se repitiera un caso como el del escritor Andrés Iduarte (1907-1984).

Iduarte fue destituido como director del INBA por el presidente Adolfo Ruiz Cortines, en 1954, por haber permitido que la bandera del Partido Comunista se pusiera sobre el féretro de Frida Kahlo, quien fue velada en el Palacio de Bellas Artes.

López Obradore dijo que si eso pasaba en el periodo de apogeo del autoritarismo, no puede repetirse en estos tiempos cuando la situación ha cambiado. "No hay que ser tan rígidos, diría que hay que ser tolerantes. Me molesta mucho a mi la intolerancia", acotó.

Ofreció convocar a la secretaria de Cultura, Alejandra Fraustro, para que explique lo sucedido, para que se debata el tema, que se polemice porque es interesante, según dijo.

Sin embargo, convocó a "apostar más a la libertad. Que podamos convivir todos, católicos, evangélicos, ateos, libres pensadores, agnósticos y de todas las clases, de todas las culturas, preferencias sexuales".

López Obrador reconoció que este tipo de actos como el celebrado en Bellas Artes están prohibidos y confió en que ahora serán más cuidadosos para que no se repitan situaciones similares. No obstante acotó: "En estos casos yo soy muy tolerante".