méxico | 21 de Mayo de 2019

La próxima semana recibirán por escrito respuestas a su inconformidad por la aprobación de la reforma educativa y su reciente promulgación. En la imagen, marcha de maestros de la CNTE el pasado 15 de mayo en Ciudad de México. Foto Marco Peláez / La Jornada

Por

Por 

José Antonio Román y Alonso Urrutia / La Jornada

Ciudad de México, 21 de mayo. En un encuentro "histórico" de poco más de tres horas con el presidente Andrés Manuel López Obrador, dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) lograron un nuevo encuentro para la próxima semana, en el que recibirán por escrito respuestas a su inconformidad por la aprobación de la reforma educativa y su reciente promulgación.

A su salida de Palacio Nacional, señalaron que al encuentro del próximo lunes, en el que también estará el titular del Ejecutivo federal, seguirán otras reuniones con los secretarios de Educación Pública, Esteban Moctezuma; de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y del Trabajo, María Luisa Alcalde.

Por la mañana, López Obrador indicó que el objetivo de los encuentros, tanto con la CNTE como con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación –prevista para efectuarse este miércoles–, es que se puedan expresar las inquietudes y preocupaciones sobre los cambios aprobados, de cara a la elaboración de las leyes secundarias. Se pretende informarles sobre la esencia de esta nueva reforma educativa sobre la base de "buscar siempre el diálogo y no la confrontación".

Descarta recibir a Gordillo

Durante su conferencia matutina, el mandatario desechó la posibilidad de que como parte de estos encuentros se realice otro con la ex lideresa magisterial Elba Esther Gordillo. "No, porque son los representantes de las organizaciones, el SNTE tiene su directiva, ellos son los que van a participar".

En el encuentro nocturno con el mandatario estuvieron el secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma; Pedro Gómez, Víctor Manuel Zavala y Enrique Enríquez, dirigentes de las secciones 7 de Chiapas, 18 de Michoacán, y 9 de la Ciudad de México, respectivamente, en representación de la Comisión Nacional Única de Negociación.

Al finalizar la reunión señalaron que entregaron un documento al mandatario en el que explican los motivos de su inconformidad por el contenido de la nueva reforma educativa, además de una serie de exigencias. Los maestros Zavala y Enríquez calificaron la reunión de "exitosa", pues fueron escuchados en sus planteamientos en un ambiente "abierto", además de que esta es la primera ocasión en los 39 años de la CNTE en que son recibidos por un presidente de la República.

Pedro Gómez, de la sección 7, dijo, también a la salida de la reunión realizada en el salón Tesorería, que la CNTE mantiene su posicionamiento de que si no hay abrogación total de la reforma en el Congreso "lo haremos en las calles. Hemos dejado bien claro la exigencia de la reparación de todos los daños y consecuencias que hubo durante la aplicación de la mal llamada reforma educativa que Enrique Peña Nieto aplicó", dijo el dirigente magisterial.

Exigencias

De manera alternada, los dirigentes explicaron que el documento entregado al Presidente contiene también una serie de exigencias para atender las consecuencias que tuvo la aplicación de la reforma, entre las cuales están los presos políticos, los procesos judiciales, los maestros cesados y otro tipo de incidencias.

El dirigente de la sección 7 dijo que "el primer compromiso del Presidente es que regresemos nuevamente a la mesa el día lunes 27 del presente, para poder ya obtener respuestas significativas ante los planteamientos. Nuestro posicionamiento lo dejamos por escrito, por lo tanto habrá una respuesta por escrito", señaló.

Enrique Enríquez destacó que otro planteamiento presentado por la CNTE fue la defensa de la educación pública de todos los niveles, desde nivel básico hasta el superior, además de la propuesta educativa elaborada por la coordinadora.

Al referirse al ambiente de la reunión de más de tres horas, el dirigente de la sección novena lo definió como cordial, en el que al Presidente se le observó "muy abierto" a escuchar los diferentes planteamientos de la coordinadora.

El siguiente paso, agregó, es el próximo encuentro, que también será en Palacio Nacional, y luego las mesas de diálogo de alto nivel con los funcionarios del gobierno federal.