Baja California | 21 de Mayo de 2019

La dinámica del debate incluyó un panel de expertos en cinco temas, una serie de preguntas realizadas por 24 asistentes y elegidas de forma aleatoria por los candidatos y preguntas de ciudadanos pregrabadas para cada candidato presente. Foto captura de pantalla

Por

Por 

Ángel Ramírez

Tijuana, 21 de mayo.- De nueva cuenta, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia en Baja California, Jaime Bonilla Valdez, desairó a los organizadores de un debate y decidió declinar la invitación, sin embargo, en esta ocasión, no solo fue mencionado por los candidatos asistentes, sino también, en cada intervención que le hubiera correspondido fue referido por los conductores.

La dinámica del debate incluyó un panel de expertos en cinco temas, una serie de preguntas realizadas por 24 asistentes y elegidas de forma aleatoria por los candidatos y preguntas de ciudadanos pregrabadas para cada candidato presente. Los tópicos que se tocaron en este ejercicio democrático fueron recursos hacia los municipios, desarrollo económico, crisis ambiental, educación y seguridad pública.

Sobre los recursos, los candidatos coincidieron que un nuevo programa fiscal y una mejor repartición tributaria puede y debe ser eje para beneficiar a los municipios dado que las cinco ciudades de Baja California se encuentran en el top 25 de ciudades más endeudadas del país, según Sergio Ramón Guevara, quien fue el experto que planteó este tema.

Entre las preguntas ciudadanas, tocaron el tema del adeudo del estado a la Universidad Autónoma de Baja California. Ignacio Anaya, candidato del Partido de Baja California respondió que es un tema de ley, que el 50% del presupuesto de la UABC será de participación federal y el 50% restante de participación estatal, asegurando que el estado jamás ha cumplido con su responsabilidad que por ley le corresponde.

Sobre la posibilidad de destruir lo creado por el actual gobierno y tratar de empezar de nuevo, Héctor Osuna de Movimiento Ciudadano dijo que aplicará métodos de plantación estratégica de la mano de la sociedad además de crear un plan de desarrollo para que la ciudadanía participe en cada paso que de su gobierno.

Tocó el turno de responder a Jaime Martínez Veloz, candidato del Partido de la Revolución Democrática sobre el tema de las concesiones como Anapromex u Onappafa donde expresó que es un caos donde solo pocos salen beneficiados, además del impacto que provoca en los niveles de seguridad. Dijo que la participación ciudadana será base para el desarrollo de los proyectos.

Para Oscar Vega Marín, candidato del Partido Acción Nacional, devolver la confianza en el gobierno es prioridad y un gran reto. Propuso que sean los ciudadanos quienes auditen la documentación que el gobierno estatal saliente entregue en el proceso de transición.

Enrique Acosta Fragoso, candidato del PRI, contestó a una de las preguntas más difíciles de la noche, ¿Por qué tendrá la ciudadanía que confiar en él? Mencionó la visión de un nuevo gobierno. La obtención de la confianza, dijo, viene con un código de ética. Propone la rendición de cuentas, la transparencia y la participación ciudadana como estandartes para regresar la confianza del ciudadano.

Por último, la primera ronda de preguntas ciudadanas cerró pidiendo una estrategia para arrebatar a los jóvenes de la posibilidad de elegir el crimen organizado como única opción para salir adelante. Jaime Bonilla no respondió, no asistió.

Este fue el último ejercicio de debate en el que los candidatos a la gubernatura de Baja California estuvieron presentes antes de las elecciones

Sondeo

¿Considera correcto que los maestros retarden el inicio de clases porque no les pagan su sueldo completo?