Baja California | 21 de Mayo de 2018

Los manifestantes exigieron la liberación del activista León Fierro Reséndiz Foto Antonio Maya

Por

Por 

Mireya Cuéllar y Antonio Heras / La Jornada
Tijuana, 21 de mayo.- Aproximadamente cien integrantes del Movimiento Mexicali Resiste y de otras organizaciones civiles protestaron ayer afuera del campus Tijuana de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), horas antes de que comenzara el segundo debate presidencial.

Los manifestantes exigieron la liberación del activista León Fierro Reséndiz, considerado preso político por defender el derecho al agua; condenaron la corrupción del gobernador panista Francisco Vega, y demandaron que la cervecera estadunidense Constellation Brands salga de Mexicali.

Asimismo, exigieron la localización y presentación con vida de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, Guerrero, desaparecidos en Iguala desde septiembre de 2014.

Los inconformes aclararon que la principal razón de su protesta es que los candidatos presidenciales “vean la porquería que (Francisco) KiKo Vega de Lamadrid está haciendo en Baja California como gobernador”.

Elementos de seguridad colocaron vallas metálicas sobre el camellón de la calzada Tecnológico con el propósito de contener las protestas.

Después de las vallas se ubicó el primer cerco de vigilancia, integrado por policías federales y estatales; en tanto, el Estado Mayor Presidencial se hizo cargo del perímetro del gimnasio donde se desarrolló el debate entre los cuatro aspirantes presidenciales.

¡Nos faltan 43 y muchos más!, ¡Basta ya! ¡Viva México, cabrones! ¡Viva Zacatecas!, se leía en dos mantas que desplegó un hombre junto con una bandera mexicana a un costado del contingente integrado por simpatizantes de Morena.

Entre los grupos de simpatizantes de los candidatos, tanto de las coaliciones como del independiente, medio centenar de activistas exigieron la cancelación del proyecto de la cervecera Constellation Brands en el Valle de Mexicali, debido a que utilizará 20 mil millones de metros cúbicos de agua que se destinan al campo.

El abogado Armando Salinas, del movimiento Baja California Resiste, explicó que la finalidad de la protesta pacífica es que la empresa estadunidense salga de Mexicali, porque nadie la quiere.

Además, afirmó que gente armada vigila el campamento en el que se encuentran los integrantes de la organización civil.

El cenecista Rigoberto Campos, del Movimiento por la Defensa del Agua, confirmó la existencia de esa medida de seguridad contra los activistas que viajaron del centro del país a Tijuana.