Baja California | 21 de Mayo de 2018

La madre de los menores intentó detener los golpes, pero fue agredida; intentaron hacer pasar la muerte como producto de una caída accidental. Foto Luis Arellano Sarmiento

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 21 de mayo.- Un bebé de cuatro meses falleció debido a los golpes en la cabeza que recibió presuntamente por parte de su padre, quien fue detenido por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

El director del Servicio Médico Forense (Semefo), César González Vaca, informó que el niño Armando Alejandro murió de traumatismo cráneoencefálico, producto de cinco lesiones que tenía en la cabeza.

El bebé fue ingresado de urgencia al Hospital General a las 10:40 horas de la noche de este domingo, lugar donde fue declarado muerto y turnado el caso a la Procuraduría General de Justici para investigación.

En un principio, la familia declaró que el bebé había sufrido una caída, pero los agentes ministeriales se percataron que otro bebé gemelo del fallecido, también tenía lesiones por golpes.

“Hay otro menor que presenta un golpe en uno de sus ojitos, ocasionados por la misma persona y también estamos integrando la carpeta en contra de él”, detalló el subprocurador.

La mamá de los niños intentó detener el abuso contra sus hijos, pero también recibió golpes por parte del detenido, según informó el subprocurador zona Mexicali, Fernando Ramírez Amador.

El funcionario de la PGJE dijo que el ministerio público está integrando la carpeta de investigación para posteriormente turnar el detenido al Poder Judicial.

Además de los dos gemelos, la madre de los niños tiene otra hija de un año y cuatro meses, quien no presenta lesiones pero sí descuido y desnutrición, refirió el subprocurador.

El detenido de 22 años, es originario de Nogales, Sonora, y hasta hace un mes se desempeñaba como guardia de seguridad privada, abundó Ramírez Amador. 

Los niños fueron resguardados por el Desarrollo Integral de la Familia, por lo que no corren riesgo alguno, aseguró el fiscal.

Durante 2017 y que va de 2018 en Mexicali han sido asesinados víctimas de golpes ocurridos en el seno familiar, dijo el subprocurador.