mundo | 21 de Mayo de 2018

El defensor Marco Antonio del Toro, asegura que hubo violaciones a los derechos fundamentales de la ex dirigente nacional del SNTE. Foto Víctor Camacho / La Jornada

Por

Por 

César Arellano García / La Jornada

Ciudad de México, 21 de mayo.- El abogado de Elba Esther Gordillo presentó una queja ante la Comisión Interamericana de Derechos humanos (CIDH) contra el Estado mexicano por violaciones a derechos fundamentales de la maestra.

La denuncia es contra el juez sexto de Distrito de Procesos Penal federal, Alejandro Caballero Vértiz, quien llevaba el proceso de Esther Gordillo por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero, pero falleció la semana pasada de un paro cardiorrespiratorio. También está dirigida contra Martha María Hernández, consejera de la Judicatura Federal, y los magistrados del Quinto Tribunal Colegiado en materia Penal en la Ciudad de México.

En entrevista telefónica con La Jornada desde Washington, Estados Unidos, Marco Antonio del Toro, defensa legal de la ex dirigente nacional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), señaló que en febrero de 2013 hubo una serie de acusaciones "exprés" de solo siete días para integrar la averiguación previa por delitos que le garantizaran al gobierno –por su gravedad–, la prisión preventiva de la maestra.

En ese entonces, dijo se las autoridades mexicanas detuvieron a Gordillo Morales "con lujo de violencia para impedir que acudiera al Consejo Nacional del SNTE en Guadalajara donde la maestra daría su postura sobre las afectaciones a derechos laborales de los trabajadores de la educación por la Reforma Educativa.

"A partir de entonces (las autoridades) lograron colocar a algunos funcionarios judiciales a modo de las resoluciones del gobierno federal, es decir, se ponen de acuerdo en cómo resolver las causas penales en concreto del Sexto de Distrito de Procesos Penales federales, en concreto en materia de amparo, en el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal y con la intervención según se ha relevado recientemente de una consejera de la Judicatura federal quien junto con el gobierno federal ha orquestado una acusación en donde desde los tribunales existe una consiga en contra de la maestra Gordillo".

Agregó que a todo lo anterior se suman una serie de presiones "que hemos resistido y seguiremos resistiendo y de planteamiento de negociaciones indignas e ilegales de funcionarios que en su momento daremos a conocer".

Al abogado del Toro lo recibió la encargada de quejas y denuncias de la CIDH, Lydia Koerlich, quien le dijo que el próximo miércoles a las 17 horas entregará el documento de manera personal al secretario ejecutivo del organismo, Paulo Abrao, quien junto con su equipo acudirá a la reunión. "Ahí aprovecharemos para solicitar algunos temas de medidas cautelares."

La semana pasada manifestó que como su abogado, ante esa comisión aportará evidencia y datos duros que acreditan que Gordillo Morales es presa política del gobierno mexicano y prueba la forma en que las han actuado autoridades mexicanas, con la anuencia de jueces y magistrados del Poder Judicial de la Federación que han traicionado su obligación de ser imparciales al momento de impartir justicia en el caso de la maestra y se han sometido al Poder Ejecutivo.

También aseveró que es una tragedia "para nuestro incipiente y todavía frágil Estado de derecho" que cualquier persona se vea encarcelada a propósito diferencias de opinión con el gobierno.