Chihuahua | 21 de Abril de 2019

Plascencia González enfrenta una denuncia radicada en Ciudad Juárez, por hechos cometidos el año pasado. Foto Cuartoscuro

Por

Por 

Jesús Estrada y Rubén Villalpando / La Jornada
Chihuahua, 21 de abril.- El sacerdote Ramiro Plascencia González fue detenido por el delito de violación presuntamente cometido contra un menor de edad. Agentes de la Fiscalía estatal arribaron el viernes a la iglesia de la Natividad de María, situada en la colonia Villahermosa, municipio de Nuevo Casas Grandes, Chihuahua, después del Viacrucis, para cumplimentar el arresto. 

El prelado de 41 años de edad enfrenta otro proceso penal por abuso sexual también contra menores; incluso estuvo en prisión en febrero pasado, pero fue puesto en libertad por decisión del juez de control a solicitud de sus abogados y de la diócesis de Nuevo Casas Grandes, la cual aseguró que el imputado no ejercería como sacerdote hasta resolver la acusación. 

Plascencia González enfrenta una denuncia radicada en Ciudad Juárez, por hechos cometidos el año pasado al llevar a un adolescente a un motel y realizarle tocamientos sexuales; la orden de aprehensión cumplimentada el viernes, corresponde a un abuso cometido años atrás en Nuevo Casas Grandes. 

La denuncia que formuló el Ministerio Público en febrero estableció que el sacerdote católico abusó de un adolescente de 17 años de edad, a quien le compró cerveza para luego llevarlo a un motel en Ciudad Juárez. El sacerdote ejecutó actos sexuales con el menor. 

Según la denuncia, Ramiro Plascencia compró seis bebidas alcohólicas al terminar una misa en la iglesia del municipio de Janos; le preguntó al menor de edad si lo acompañaba a Ciudad Juárez y después compró más latas de cerveza. Ramiro Plascencia y el menor no se hospedaron en el seminario, tal como estaba previsto, por el aliento alcohólico que presentaban y rentaron una habitación en un motel donde utilizaron juntos el jacuzzi. 

El adolescente aseguró que Ramiro le hizo tocamientos; al regresar del viaje contó lo sucedido a su madre e interpuso la denuncia. 

Este fin de semana el sacerdote católico sumó una nueva acusación por abuso sexual. 

Ahora fue recluido en el Centro de Readaptación Social de Nuevo Casas Grandes y puesto a disposición de un juez del distrito Galeana, por la presunta comisión de agresión sexual contra un joven, quien aseguró haber sido víctima del sacerdote años atrás cuando era menor. 

Otro religioso católico que fue acusado de violación y ataque sexual este año, fue Aristeo Trinidad Baca. Tiene denuncias por abusos cometidos contra una niña de 11 años y por violación agravada contra otra menor, pero enfrenta en libertad los juicios por razones de salud, lo cual le fue concedido por la juez a cargo del expediente.

Sondeo

Recientemente se presentó una iniciativa de ley para que el gobierno estatal norme el transporte público, otorgue concesiones y fije las tarifas máximas. ¿Está de acuerdo en que se les quite a los municipios?