méxico | 21 de Marzo de 2018

Los candidatos por la coalición Juntos Hagamos Historia, Andrés Manuel López Obrador y Claudia Sheinbaum, acompañados por la exministra Olga Sánchez Cordero Foto Jesús Villaseca La Jornada

Por

Por 

Alma E. Muñoz La Jornada

Ciudad de México, 21 de marzo.- Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, aseguró que cuando sea Presidente de la República, México crecerá a una tasa promedio anual de 4 por ciento, “el doble de lo que se ha crecido en los últimos 30 años”.

Tras depositar, acompañado por Claudia Sheinbaum, candidata de la coalición a jefa de Gobierno de la Ciudad de México, una ofrenda floral en el Hemiciclo a Juárez, por el aniversario del natalicio de Benito Juárez, dijo que en su sexenio la economía iría en crecimiento “hasta que en 2024 podamos tener tasas de crecimiento de 6 por ciento anual”.

Anticipó que en materia de política económica se guiará en el libro “Desarrollo estabilizador”, de Antonio Ortiz Mena, ex secretario de Hacienda en dos sexenios, “cuando mejor crecimiento económico hubo en el país, sin devaluaciones, sin fuga de capital, sin inflación y creció la economía”.

Ese es el modelo que aplicaremos, “a la luz de los cambios que se necesitan. Vamos a aplicarlo con dos ingredientes nuevos, democracia y justicia”, añadió.

En la entrevista, López Obrador aprovechó para aclarar el segundo apellido de Jesús Seade, a quien propone para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, a pesar de que ayer su equipo de comunicación lo confirmó, después de que el candidato dio a conocer el nombramiento a través de un video en redes sociales.

“Es Kuri (no Helú). Los técnicos, los economistas que me recomendaron a este extraordinario economista, Jesús Seade me dijeron Helú (su segundo apellido) y es Kuri, lo aclaro”.

El candidato presidencial de Morena, Partido del Trabajo y Encuentro Social insistió que no caerá en ninguna provocación, cuando se preguntó su opinión sobre el planteamiento del Consejo Coordinador Empresarial de que los presidenciables detengan agravios, dijo que como sus adversarios “están en todo su derecho de expresar lo que quieran, no vamos a caer en ninguna provocación. Es amor y paz. Yo tranquilo sereno”.

Mis asesores dicen que respire profundo antes de contestar y “no le haga caso a los que están promoviendo la guerra, aunque digan que no hablo de corrido, que me como las eses, que enseño el ombligo, que no conteste nada”, apuntó.

Dijo que insistirán en lo del aeropuerto, en lo de los contratos de Pemex, lo de Venezuela, los rusos, entre otras cosas, “pero no es trascendente nada de eso”.

Asimismo, mencionó que “no tienen porque ponerse nerviosos los inversionistas ni nacionales ni extranjeros. Llevamos muy buena relación con la iniciativa privada”, resaltó.

Todo lo que hagan nuestros adversarios para asustar a los inversionistas no les va resultar. Soy respetuoso del derecho a disentir, sería muy aburrida la vida si nada más estuviesen quemando incienso, alabándonos, aplaudiéndonos. La democracia es crítica, pluralidad, cuestionamientos, y tiene que haber prensa libre. Vamos a garantizar siempre que haya libertad de prensa, de expresión, de manifestación”, sostuvo.

Se le preguntó su religión. “Soy cristiano en el sentido muy amplio del término, porque soy admirador de Cristo Jesús, porque luchó a favor de los pobres. Porque Cristo es amor, y la justicia es amor. Por eso soy cristiano”.

Agregó que toda su familia es de religión católica. “Yo soy respetuoso de todas las religiones, y también lo soy de los no creyentes, respeto a todos. Juárez era anticlerical, pero no antirreligioso. Yo me atengo a lo que decía un liberal puro, Ignacio Ramírez, el Nigromante, yo me hinco donde se hinca el pueblo. Esa es mi manera de pensar”, sostuvo.

López Obrador, por otro lado, se refirió al uso ilícito de información personal de usuarios de Facebook, presuntamente por parte de la empresa Cambridge Analytica, con el fin de manipular campañas electorales, particularmente la que precedió al triunfo del presidente estadunidense, Donald Trump, en 2016.

“Lo de Cambridge lo denuncié en su momento (en noviembre de 2017)... advertí que los estaban contratando aquí y es muy probablemente que la haya contratado Claudio X. González... para hacer guerra sucia en contra de nosotros”.

En su momento, acusó la injerencia en el proceso electoral de la empresa, por lo que exigió la intervención del Instituto Nacional Electoral y de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales.

Hoy dijo que el gobierno de México también debe dar una explicación, porque “mucha información que utiliza esta empresa es de los centros de espionaje de los gobiernos donde trabaja”. Las carpetas en contra nuestra, añadió, provienen del Centro de Investigación y Seguridad Nacional.

A López Obrador también se le preguntó sobre el video de la niña bien. Resaltó que Morena no lo produjo. Lo vi, “sí está bien lo de la niña bien... se vio mucho, por algo será”, afirmó.