méxico | 21 de Febrero de 2019

Además de la estadística de homicidios, los secuestros se dispararon respecto del año anterior, de acuerdo con datos oficiales. Foto Margarito Martínez

Por

Por 

Fabiola Martínez / La Jornada

Ciudad de México, 21 de febrero.- Durante enero pasado persistió la tendencia al alza de homicidios dolosos en el país. Al mismo tiempo se disparó el número de secuestros, respecto del nivel sostenido el año anterior. El mes pasado 2 mil 928 personas fueron asesinadas, incluidos 75 casos clasificados como feminicidios.

Las entidades con las tasas más altas de este tipo de crímenes (número de casos respecto al tamaño de su población) son Colima, Baja California y Chihuahua, aunque en el caso de Tijuana (municipio que concentra la mayoría de los hechos violentos del estado), el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó este jueves que disminuyó la violencia a raíz de la aplicación de la estrategia nacional en coordinación con autoridades locales y estatales.

En diciembre, primer mes del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la cuenta de víctimas de homicidios dolosos fue de 2 mil 846 y 74 feminicidios, superior al registro de meses anteriores, aunque no se llegó al récord histórico mensual de 3 mil 58 asesinatos intencionales ocurrido en julio de 2018.

Con base en lo anterior, durante el primer bimestre del sexenio en curso las autoridades estatales registraron, en conjunto, 5 mil 840 víctimas mortales, en homicidios dolosos (5 mil 699) y feminicidios (149). En el primer grupo la mayoría de los episodios son perpetrados con arma de fuego.

Lo anterior se muestra en las cifras compiladas por el secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), ahora perteneciente a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, difundidas la tarde de ayer.

A escala nacional, las víctimas de homicidios dolosos fueron consignadas en 2 mil 853 carpetas de investigación.

En el caso de secuestros, la estadística muestra 112 víctimas en diciembre y 164 en enero, del fuero común, es decir, de responsabilidad de las fiscalías y procuradurías de justicia locales.

A ello se deben agregar 52 plagiados, en casos atendidos por la Fiscalía General de la República.

Por tanto, en enero pasado 216 personas fueron secuestradas en México, según las denuncias oficiales correspondientes.

El mayor número de episodios de ese tipo ocurrió en Veracruz (42); le sigue estado de México, con 23; Ciudad de México, 16; Tamaulipas, 14; Morelos, 10, y Guerrero, nueve.

Por tasa relacionada con el número de población, encabezan la lista Tamaulipas, Veracruz y Morelos.

Otros indicadores que persisten en índices altos son los robos en general (con predominio de vehículos, a casa habitación y en transporte colectivo), el narcomenudeo y las extorsiones, así como agresiones sexuales.

El SNSP cuenta con dos modalidades para medir la incidencia delictiva: por número de carpetas abiertas y víctimas, tanto del fuero común como del federal. Ambas cifras son distintas (casi siempre es mayor el número de víctimas), porque en un sólo expediente se puede incluir uno o más afectados y/o fallecidos.

Sondeo

El albazo legislativo endeudó a los bajacalifornianos, incluidos niños, durante 37 años. En su opinión: