méxico | 21 de Febrero de 2019

Aunque se disminuyeron los niveles de violencia en Tijuana con la llegada de las fuerzas federales, integradas por efectivos del ejército, marina y policía federal, su presencia no es permanente, como si lo sería la Guardia Nacional apostada en esa zona, dijo el jefe del Ejecutivo. Foto Cristina Rodríguez / La Jornada

Por

Por 

Redacción / Alma E. Muñoz y Alonso Urrutia / La Jornada

Ciudad de México, 21 de febrero.- En Tijuana funcionó el operativo de seguridad que se implementó en los primeros días de febrero de este año, ante el incremento de la criminalidad y la violencia en esa ciudad fronteriza, reconoció el presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia de prensa de esta mañana.

Sin embargo, reafirmó, aunque se disminuyeron los niveles de violencia en Tijuana, con la llegada de las fuerzas federales, integradas por efectivos del Ejército, Marina y Policía Federal, su presencia no es permanente, como sí lo sería la Guardia Nacional apostada en esa zona.

Consideró que con estos operativos se resuelve de momento el problema, como en esta ciudad fronteriza, donde en enero se registraron 123 homicidios, y se redujeron sustancialmente, pero ahora en Monterrey, por ejemplo, el índice de criminalidad aumentó.

Por eso, insistió, la necesidad de instalar la Guardia Nacional, contando con la infraestructura con la que cuentan las fuerzas militares.

Dijo que en la actualidad el presidente está atado porque solo cuenta con 20 mil efectivos, cuando con las fuerzas armadas se tendrían 260 mil, además de ser, el Ejército, una institución con la mayor infraestructura.

López Obrador cuestionó a la oposición. “¿Que quieren? Que fracasemos? Para eso es la oposicion, se me hace muy mezquino, porque además no me voy a dejar. Soy muy perseverante. No voy a echarme para atrás. Vamos a garantizar paz y tranquilidad en el pais, porque la gente lo pide, duele mucho. No son objeto, no son números, no es estadística”.

No queremos ser simuladores, no vamos a aceptar leyes que no resuelvan el problema (de la inseguridad y la violencia), no queremos una reedición de la Policía Federal que no funcione”, señaló el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, a pregunta expresa sobre el plazo de cinco años que se pretenden acordar para mantener a las fuerzas armadas en estas tareas, dijo: “eso yo lo aceptaría, pero estoy seguros que como va a funcionar, le van a dar continuidad, eso está bien, es el beneficio de la duda. Que nos den cuanto menos el beneficio de la duda”.

Durante su conferencia matutina, el presidente volvió a demandar la aprobación de la Guardia Nacional y a cuestionar la actitud del PAN y el PRI. Destacó que por un lado los gobernadores de Campeche, Coahuila, Durango y Sinaloa han expresado su respaldo a la creación de la Guardia Nacional, pero los legisladores priístas se oponen. Lo mismo pasa con el PAN “entonces ¡fuera máscaras!”, aseveró.

Anunció que en caso de no aprobarse, daría a conocer el nombre de quienes votaron a favor y en contra de la Guardia Nacional, para que los ciudadanos los conozcan. “No son represalias”, acotó.

Cuestionado acerca de la posibilidad de que se acepte la existencia de un mando civil, el presidente señaló que han enviado ya una iniciativa que contiene la propuesta de la participación de las fuerzas armadas para poder darle un giro a la actual facultad que tienen de garantizar la seguridad interior, para que pueda ocuparse de la seguridad pública.

“Pero ahora resulta que les preocupa la militarización, cuando ellos fueron los que utilizaron como estrategia el uso de la fuerza. Si hasta se vestían de militares”, dijo con sorna.

Aseguró contar con el respaldo de los mandos militares en esta tarea e insistió en asemejar la creación la Guardia Nacional con la operación de los cascos azules de la Organización de las Naciones Unidas.

Sondeo

El albazo legislativo endeudó a los bajacalifornianos, incluidos niños, durante 37 años. En su opinión: