Baja California | 21 de Enero de 2019

Fueron detenidos Juan Carlos de 23 años, Eduardo de 27, Norberto de 22 y un menor de 16 años de nombre José Roberto Foto Cortesía

Por

Por 

Luis Arellano Sarmiento

Mexicali, 21 de enero.- Un chofer de la plataforma Uber fue asesinado con un disparo de escopeta en el cuello, presumiblemente con la intención de robarle el automóvil con el que trabajaba.

El cuerpo fue localizado poco después de las cinco de la mañana de este domingo 20 de enero, en un paraje baldío por el rumbo de la colonia Abasolo, al oriente de Mexicali.

El director del Servicio Médico Forense (Semefo), César González Vaca, informó que la víctima tenía ocho escoriaciones en la cara, pero la causa determinante de la muerte fue por herida de proyectil de arma de fuego múltiple en la nuca.

Se trata de Santiago Ulises Ramos Molina, hombre de 34 años que trabajó como agente estatal de seguridad penitenciaria.

Una de las líneas de investigación es que el chofer de plataformas digitales fue asesinado para robarle el automóvil Ford Figo que conducía, vehículo que fue localizado por la policía cuando era tripulado por los presuntos responsables.

El mismo domingo, la Policía Estatal Preventiva (PEP) y la municipal detuvieron a cuatro sospechosos del homicidio de Ramos Molina, sujetos que tenían el automóvil robado y en su interior los agentes localizaron una escopeta calibre 12.

Estos mismos sujetos fueron identificados como las personas que usando la escopeta dispararon contra otro joven de 21 años en la colonia Cuauhtémoc Norte, heridas por las que fue internado en el Hospital General.

La persona agredida informó a los agentes que cuatro sujetos a bordo de un Ford Figo modelo 2017 lo lesionaron, por lo que los policías implementaron un operativo y localizaron el carro sobre la avenida Ecuador y Río Culiacán.

Ahí fueron detenidos Juan Carlos de 23 años, Eduardo de 27, Norberto de 22 y un menor de 16 años de nombre José Roberto, ya que en el vehículo encontraron una escopeta, metanfetaminas, pastillas psicotrópicas, ropa con manchas de sangre y credenciales a nombre del hombre que horas antes había sido asesinado.