Chihuahua | 21 de Enero de 2018

El gobernador Javier Corral Jurado Foto tomada de video

Por

Por 

Mireya Cuéllar

Chihuahua, 21 de enero.- Autoridades de Estados Unidos informaron  -en acercamientos informales- al gobierno de Chihuahua que no pueden deportar al ex gobernador César Duarte porque realizó diversos trámites migratorios que no han concluido, entre ellos una solicitud de asilo político y la residencia permanente a través de la ciudadanía de sus dos hijas, quienes nacieron en aquel país.

En una conferencia de prensa, el gobernador Javier Corral informó que entabló contacto informal con autoridades estadunidenses tanto del Departamento de Justicia, como de Estado, para hacerles ver la trascendencia del caso y señalarles que tienen ubicadas propiedades del ex mandatario y que Chihuahua debe tener “mano” en la recuperación de estos activos.

Corral explicó que fue un contacto informal porque se buscaba la deportación, que nunca se pudo lograr porque Duarte está refugiado en el trámite migratorio, tanto por la vía de un exilio político como por la de una residencia permanente, en términos de negocios e incluso por el tema del estatus de sus hijas, que son ciudadanas norteamericanas. 

“Ellos (las autoridades estadunidenses) saben de ese interés y, por supuesto, que lo hemos acreditado, les hemos dado información”, explicó.

Corral informó también que viajará a la Ciudad de México para entrevistarse con funcionarios de la PGR y conocer de primera mano los términos de la solicitud de extradición.