méxico | 20 de Diciembre de 2017

La introducción de productos está sujeta al resultado del laboratorio nacional de la Cofepris sobre la cantidad de tetrahidrocannabinol que contienen. Foto Edgar Lima / archivo La Jornada Baja California

Por

Por 

Fernando Camacho Servín, La Jornada

Ciudad de México, 20 de diciembre.- En el primer trimestre de 2018 se podrán importar y comercializar medicamentos hechos con cannabis, luego que se publique el reglamento en la materia en el Diario Oficial de la Federación (DOF), señaló el titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Julio Sánchez y Tépoz.

Al presentar su informe de actividades de 2017, el funcionario detalló que tras la reforma a la Ley General de Salud, realizada en junio pasado, el organismo a su cargo ha avanzado en la armonización del reglamento sobre el uso comercial, terapéutico y medicinal de la mariguana, luego de un proceso que incluyó una consulta ante la Comisión Federal de Mejora Regulatoria.

“Estamos previendo que, en el momento en que el DOF publique el reglamento, pasados 30 días ya tendremos la norma y podremos empezar a autorizar la importación o registro de productos. En el primer trimestre de 2018 tendremos ya en México los primeros productos a base de cannabis”, indicó.

Además de medicinas se podrá pedir la importación de productos de uso industrial, como alimentos, bebidas, cosméticos y materiales para la industria automotriz que están hechos con cannabis, luego que el laboratorio nacional de la Cofepris haga pruebas de dichos materiales para saber la cantidad de tetrahidrocannabinol que contienen.

Tras recordar que ya se han otorgado 294 permisos individuales para la importación con productos con cannabidiol (CBD, uno de los compuestos de la cannabis con efectos terapéuticos), el funcionario subrayó que dichas licencias ya no serían necesarias si es que el próximo año los productos con CBD pueden estar en nuestras farmacias, disponibles en el mercado formal.

Al poder adquirirse de manera regular, añadió, los pacientes ya no tendrían que pagar el sobrecosto que implicaba pedir su importación, el cual podía incluso duplicar el precio de los medicamentos canábicos.

El director de la Cofepris aseguró que particulares o empresas interesados en desarrollar investigaciones con cannabis podrán sembrar y cosechar la planta, siempre y cuando demuestren tener un protocolo científico y una metodología para llegar a un objetivo específico.

Sin embargo, recordó que en la reforma a la Ley General de Salud no se contempla el cultivo para autoconsumo con fines lúdicos, por lo que el destino legal de las 431 solicitudes que ha recibido la Cofepris en ese sentido es ser rechazadas. Únicamente siete han sido aprobadas mediante resoluciones judiciales.

Sondeo

¿Cómo enfrentará la cuesta de enero?