Chihuahua | 20 de Noviembre de 2018

El mes pasado hubo un repunte de secuestros en el país al pasar de 82 en septiembre a 88, la segunda cifra más alta de 2018. Foto Alfredo Domínguez / archivo La Jornada

Por

Por 

Fabiola Martínez / La Jornada

Ciudad de México, 20 de noviembre.- Con 2 mil 460 homicidios dolosos registrados en octubre pasado, el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto cierra como el más violento desde el inicio de la estadística de incidencia delictiva, en 1997, con el nivel más alto en uso de armas de fuego.

Si bien faltaría lo correspondiente a noviembre (último mes de la administración actual), al corte de octubre la suma es de 121 mil 940 carpetas abiertas por asesinato intencional, contra 101 mil 201 durante el mismo periodo del sexenio anterior de Felipe Calderón.

Otro elemento destacable del más reciente reporte de incidencia delictiva, compilado por el secretariado ejecutivo del sistema Nacional de seguridad pública de la Secretaría de Gobernación se refiere al aumento del uso de armas de fuego para cometer asesinatos.

Hay un pico histórico de prácticamente 70 por ciento de estos crímenes perpetrados por ese tipo de armas, 15 por ciento más de lo que muestran los informes de años recientes.

En lo correspondiente al año 2018, el acumulado enero-octubre es de 24 mil 22 crímenes de ese tipo.

El repunte histórico ocurrió en julio pasado con 2 mil 269 carpetas por homicidio doloso.

En octubre, hay un repunte de secuestros en el país al pasar de 82 en septiembre a 88 en octubre, la segunda cifra más alta de 2018.

Igualmente se reporta el nivel más alto del año en cuanto a robos, al llegar a 63 mil 220 carpetas en octubre, y un acumulado en los 10 primeros meses del año casi 600 mil  denuncias.

En tanto, se mantiene en rango alto lo relacionado al Géminis y dio, al reportarse en el país 74 homicidios de mujeres cometidos con violencia extrema, dos más que el mes anterior.

Sondeo

Consideras que los términos del acuerdo México-EU para evitar aranceles: