méxico | 20 de Noviembre de 2018

Pretenden instalar un plantón esta semana para exigir al gobierno estatal el cumplimiento de diferentes compromisos. Foto Oscar León / de archivo

Por

Por 

Elio Henríquez / La Jornada
San Cristóbal de Las Casas, 20 de noviembre.- Alrededor de 400 indígenas desplazados de tres municipios iniciaron una marcha de pies cansados de San Cristóbal a Tuxtla Gutiérrez, donde pretenden instalar un plantón esta semana para exigir al gobierno estatal el cumplimiento de diferentes compromisos, entre ellos dotación de ayuda humanitaria.

Diego Cadenas Gordillo, director del Centro de Derechos Humanos Ku’untik, asesor de los desplazados, dijo que los manifestantes exigen garantías de retorno seguro a sus comunidades, en los municipios de Chenalhó, Zinacantán y Ocosingo.

Agregó que en la marcha participan indígenas tzotziles y tzeltales, entre ellos hombres, mujeres y niños.

Señaló que los desplazados por motivos políticos y agrarios están viviendo actualmente en una casa que el gobierno estatal les renta en San Cristóbal de Las Casas, pero su prioridad es retornar sin peligro a sus comunidades.