Chihuahua | 20 de Noviembre de 2018

El gobernador de Chihuahua alertó que hay riesgo de que se suplante al estado y por eso él se opuso e impugnó la Ley de Seguridad Interior ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Foto gobierno de Chihuahua

Por

Por 

Redacción

Chihuahua, 20 de noviembre.- El gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, advirtió que su estado no se supeditará a ningún mando militar, en referencia al plan de gobierno del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, de dar la responsabilidad de la seguridad pública del país a las fuerzas armadas, cuya participación calificó como importante, pero no como responsables del tema.

Afirmó que "no concibo, sinceramente, que haya solución al problema de la seguridad pública sin la concurrencia de la autoridad local, y por supuesto que se requiere respeto por la autoridad local y no suplantarnos" y manifestó su preocupación de que "vaya a terminar siendo a final de cuentas la institucionalización de las fuerzas militares en tareas de seguridad pública. Creo que ahí hay un riesgo político muy delicado para el país, lo he compartido ya con el presidente electo".

En un comunicado de prensa afirmó que "lo digo abiertamente; nosotros no nos vamos a supeditar a un mando militar, Chihuahua no se va a someter a ningún mando militar", declaró el gobernador Javier Corral en torno al plan del gobierno del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, de dar la responsabilidad de la seguridad pública en el país a las fuerzas armadas.

Consideró que la estrategia "atenta contra la soberanía del Estado, toda vez que se pretende desplazar a los gobernadores, por lo que de llevarse a cabo, las nuevas autoridades federales tendrán que asumir las consecuencias de desplazar a un componente fundamental, que son las autoridades locales", además mencionó que el proyecto es incompatible con todo lo que se ha dicho, que los militares sean los responsables de la seguridad pública del país.

En el comunicado recordó que él se opuso e impugnó la Ley de Seguridad Interior ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, precisamente porque pretendía suplantar a las autoridades civiles por las militares.

"Si nos dan a escoger, nosotros preferimos a la Policía Federal varias veces; unos cuantos bribones no definen a una corporación esencial para el combate a la delincuencia organizada, como es la Policía Federal", destacó y mencionó que cuando se ha trabajado con esta corporación "han sido muy eficaces y han sido muy confiables en los operativos especiales", como el operativo coordinado que se realizó para aprehender a “Larry” en la madrugada del 25 de diciembre de 2017.

Según el comunicado, Corral resaltó que hay quejas sobre la Policía Federal, "hay que depurarla, limpiarla, reorganizarla, pero sería un gran error desaparecerla, porque es una institución que tiene elementos muy valiosos y los principales mandos policiacos en el estado" y anunció que "muy probablemente abordará con el presidente electo este tema, puesto que existe mucha inquietud sobre el particular, mismo que debe ventilarse, orearse, con todo respeto, pero también con toda franqueza".