méxico | 20 de Noviembre de 2017

Ciudadanos armados y perros adiestrados vigilan las construcciones irregulares en la localidad de Unión de Corrientes, municipio de Tuxpan, Nayarit, según denuncia de pobladores Foto Myriam Navarro

Por

Por 

Myriam Navarro, corresponsal

Tuxpan, 20 de noviembre.- Habitantes del poblado Unión de Corrientes, municipio de Tuxpan, al norte de Nayarit, denunciaron que particulares han devastado aproximadamente 500 hectáreas de la Reserva de la Biosfera Marismas Nacionales para construir granjas de camarón, que son cuidadas por gente armada y perros entrenados.

El asunto ya llegó al Congreso local, que aprobó por unanimidad un exhorto para que el Poder Ejecutivo federal intervenga y frene el saqueo de esteros y manglares de esa zona.

Los denunciantes dijeron que la zona protegida abarca 3 mil 500 hectáreas, de las cuales el comisario ejidal dividió en parcelas y repartió a particulares alrededor de mil 500, áreas que, se supone, no pueden ser enajenadas, y ahora sus propietarios han instalado criaderos camaroneros en 500 hectáreas.

Los ejidatarios señalaron que el Registro Agrario Nacional (RAN) se prestó a regularizar esos predios, ya que les extendió un certificado que les avala como propietarios. Luego de que los particulares compraron una o dos hectáreas y obtuvieron el documento que los ampara como dueños, vendieron a terceros, la mayoría desconocidos por los ejidatarios, en 50 mil pesos cada hectárea.

El RAN se deslinda

Pero el delegado del RAN, Abad Cervantes Zurita, explicó que esa dependencia sólo actúa a petición de parte: todo es colegiado, nosotros respetamos los núcleos agrarios, atendemos todo lo que nos indica la asamblea general por acuerdo, nosotros somos registradores de buena fe.

Roberto Rodríguez Medrano, delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), dijo que en la zona hay muchas granjas sin autorización, pero no ninguna autorizada para marismas nacionales, por la Semarnat para derribo de mangle. Recordó que para vender su producto deben tener en regla sus manifestaciones de impacto ambiental.

Álvaro Mata, delegado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), reconoció: Hemos recibido denuncias, particularmente en el polígono que abarca el ejido Unión de Corrientes, Pimientillo y la zona aledaña a marismas nacionales, hemos entablado más de 26 procedimientos administrativos, en los cuales hemos sancionado por obras y actividades que carecen de autorización en materia de impacto ambiental, o por los daños generados a ecosistemas de manglar, específicamente en esa área.

Los diputados locales aprobaron el viernes un exhorto al presidente Enrique Peña Nieto a que, en el contexto de sus facultades, frene el deterioro ambiental de la zona. Los humedales de Tuxpan, que forman parte de las 133 mil hectáreas de la reserva, requieren la intervención urgente de la Semarnat, la Secretaría de Marina, la Profepa y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

Se dijeron preocupados por la explotación irracional de esteros y manglares y solicitaron medidas que frenen la explotación irracional de esta área natural protegida.

Nayarit, con 20% de manglar del país

Julieta Mejía Ibáñez presidenta de la Comisión de Ecología y Protección al Media Ambiente, destacó que Nayarit cuenta con 20 por ciento de mangle de todo el país, “parte de ése está en la Isla de Mexcaltitán, cuna de nuestra mexicanidad, es hogar de distintas especies de animales que viven o llegan de paso a Nayarit; lo preocupante es que el estado está considerado entre los más afectados en sus manglares, en más de 6 mil hectáreas.

Esta área es refugio de alrededor de cien mil aves acuáticas y parte esencial del corredor de especies aladas migratorias del Pacífico. En total cobija 40 por ciento de las aves de México. Las áreas naturales referidas son bañadas por el Océano Pacífico y el río San Pedro, único de gran caudal. Al mezclarse el agua dulce y salada, permite el equilibrio que sostiene la vida del manglar.