méxico | 20 de Septiembre de 2018

El presidente electo ratificó su compromiso de reducir el IVA a la mitad, crear una zona libre para la frontera y duplicar el salario mínimo. Foto cortesía

Por

Por 

La Jornada Baja California
Tijuana, 20 de septiembre.- "Son tiempos de reconciliación", respondió el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, cuando se le cuestionó si investigaría los señalamientos de corrupción que realizó contra el gobernador panista de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, durante su campaña presidencial.
 
 
"Estamos en una etapa nueva, de reconciliación, de unidad... tenemos que ponernos de acuerdo para iniciar esta nueva etapa que es la transformación del país, la cuarta transformación", dijo a punto de abordar el vehículo en el que viajaría con el gobernador, hacia las oficinas del Ejecutivo estatal, donde sostendría una reunión de trabajo.

Mientras el mandatario estatal lo observaba, el abanderado de la coalición Juntos Haremos Historia se comprometió a mejorar las condiciones laborales y económicas en el país, para "que nuestros paisanos no tengan la necesidad de abandonar sus pueblos, sus comunidades, qu puedan trabajar donde nacieron, donde están sus familiares, ese es el sueño que tenemos, que se va a hacer realidad".

En la primera visita que realizó a esta frontera desde que ganó las elecciones del 1 de julio pasado, el político tabasqueño ratificó el compromiso de reducir el IVA a la mitad -de 16 a 8 por ciento-, bajar el ISR a 20 por ciento, y duplicar el salario mínimo.

López Obrador fue recibido con un aplauso por parte de un nutrido grupo de personas que lo esperaron en el Aeropuerto Internacional de Tijuana, a donde arribó en el vuelo comercial 170 de Aeroméxico. 

Entre los asistentes había un grupo de estudiantes de la Preparatoria Federal Lázaro encabezados por el director del plantel, José Cruz Holguín, quien le pidió visitar las instalaciones, las cuales, afirmó, son las mejores del sector en el país.

(Con información de Antonio Maya)