méxico | 20 de Agosto de 2019

La activista Cristina Auerbach (en la imagen), vocera del colectivo Familia Pasta de Conchos, en el que se agrupan esposas, hijos y madres de los obreros fallecidos, dijo que los especialistas provienen de China y Australia. Foto tomada de su perfil de Facebook

Por

Por 

Leopoldo Ramos / La Jornada
Saltillo, Coah., 20 de agosto. Ingenieros en minas y expertos en rescate en yacimientos de carbón llegaron a la región carbonífera de Coahuila para un primer acercamiento con las familias de los trabajadores que murieron en Pasta de Conchos la madrugada del 19 de febrero de 2006 y cuyos restos no fueron recuperados.
 
La activista Cristina Auerbach, vocera del colectivo Familia Pasta de Conchos, en el que se agrupan esposas, hijos y madres de los obreros fallecidos, dijo que los especialistas provienen de China y Australia y tienen la encomienda de revisar junto con los deudos la mejor estrategia para el rescate de los restos de sus familiares.
 
“El día de ayer (lunes) llegaron los ingenieros en minas de carbón y rescate minero. Estarán unos días en la región carbonífera para platicar entre ellos sobre las opciones que tenemos para recuperar los restos de los trabajadores en Pasta de Conchos. Hubo problemas con un vuelo y entonces llegaron en dos vuelos por rutas diferentes, algunos de ellos con más de 40 horas de viaje, como los Australianos. Los ingenieros de China también llegaron muy cansados y todos comimos muy rico”, publicó este martes en Facebook.
 
Aclaró que los extranjeros “no harán ningún peritaje” y tampoco “decidirán si se hace o no la recuperación de restos”, pues recordó que el primero de mayo el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el rescate se hará.
 
“De lo que se tratan estas reuniones es que con su experiencia, porque además de ser ingenieros en minas de carbón, tienen experiencia en rescate minero, nos digan cómo, cuál es la mejor propuesta en base a dos criterios fundamentales: seguridad y la que nos permita extraer el mayor número de restos posibles”, expuso.
 
La mina de carbón Pasta de Conchos, concesionada a Grupo México, explotó y se derrumbó luego de registrar elevadas concentraciones de gas grisú, el cual se deriva de la extracción de carbón. En el interior del yacimiento que se localiza en el ejido Santa María, de San Juan de Sabinas, había 76 trabajadores, 11 de los cuales lograron salir y sobrevivieron, aunque con quemaduras.
 
El resto de los obreros quedó atrapado por los derrumbes a lo largo de la excavación y en los meses siguientes fueron recuperados dos cuerpos. Los brigadistas extranjeros vienen para dar asesoría en el rescate de los otros 63.