méxico | 20 de Agosto de 2019

Familiares y amigos de María Eugenia G., cuyo cuerpo fue encontrado en un camino de terracería, en Puerto Escondido, Oaxaca, marcharon ayer en San Pedro Mixtepec para exigir justicia y el esclarecimiento del crimen. Foto tomada de la cuenta de Twitter @larutadeLi

Por

Por 

Redacción / La Jornada
Ciudad de México, 20 de agosto. Ocho mujeres fueron asesinadas entre domingo y lunes en seis entidades, dos en la capital de San Luis Potosí, donde una de ellas pidió auxilio cuando deambulaba por la calle con el cuerpo golpeado y quemado. En Oaxaca una joven de 19 años desaparecida el sábado fue localizada muerta un día después.
 
El cuerpo de una mujer de alrededor de 30 años de edad fue encontrado la mañana de ayer en la colonia Las Piedras, en la ciudad de San Luis Potosí. Estaba tirado en un camino sin pavimentar y a un costado de un lote baldío, boca abajo y con golpes en el rostro.
 
El domingo una joven murió después de que fue encontrada en la calle Camino Real, en el norte de la capital potosina. Tenía golpes y quemaduras intencionales en 60 por ciento del cuerpo. La Fiscalía General del Estado (FGE) inició las indagatorias sobre ambos casos siguiendo el protocolo de feminicidio.
 
El domingo fue hallado el cuerpo de María Eugenia G., de 19 años, quien desapareció el 17 de agosto. Estaba en un camino de terracería que conduce a la playa Punta Colorada, en Puerto Escondido, Oaxaca.
 
Organizaciones civiles, encabezadas por Consorcio para la Equidad de Género AC, alertaron sobre el aumento de la violencia contra las mujeres. Refirieron que este año se han perpetrado 88 feminicidios y 119 desde que se activó la alerta de género en 40 municipios de Oaxaca, el 31 de agosto de 2018.
 
Familiares de María Eugenia, junto con amigos y grupos feministas marcharon ayer en la agencia municipal de Puerto Escondido, localidad de San Pedro Mixtepec, para exigir que se investigue la muerte de la joven.
 
Coreando ¡Maru, yo sí te creo!, ¡Cuando salga a la calle quiero ser libre, no valiente! y ¡Queremos la verdad, queremos justicia!, el grupo llegó a la vicefiscalía regional para demandar justicia. La FGE informó en un comunicado que la víctima murió por asfixia por broncoaspiración de contenido gástrico.
 
Ante la insistencia de los manifestantes, el vicefiscal Alejandro Peña dio a conocer que, según la necropsia, el cuerpo no presentaba signos externos de violencia, pero se investigará con base en el protocolo de feminicidio.
 
La tarde de ayer Ruby Esmeralda Gutiérrez, de 15 años de edad, fue ultimada a tiros en el barrio del Atachi, municipio de Taxco de Alarcón, en la zona norte de Guerrero. Varios pistoleros llegaron al domicilio de la joven y dispararon. La menor estaba embarazada.
 
En Hidalgo, una mujer con una herida de bala en la cabeza fue localizada en un paraje del municipio de Nopala la mañana de ayer. El cadáver estaba tirado al lado de una carretera; tenía las manos atadas a la espalda y vestía pantalón negro y playera verde.
 
El vocero de la Procuraduría General de Justicia del Estado, Éder Arteaga, informó que es el feminicidio número 13 en este año.
 
En Jalisco, una mujer muerta a puñaladas fue localizada en una vivienda de la colonia Lomas de Independencia, en Guadalajara, reportó la policía local. El presunto asesino, Jesús N, fue detenido.
 
En Baja California, la noche del domingo fue encontrado el cuerpo de una mujer en un camino de Tijuana. Una noche antes se localizó a una mujer desmembrada dentro de una maleta, también en esa ciudad.
 
En Veracruz, el hallazgo del cuerpo calcinado de Silvia Jazmín, desaparecida el 14 de agosto y encontrada un día después, indignó a familiares y amigos, quienes este lunes exigieron a las autoridades el esclarecimiento del crimen.
 
Silvia Jazmín trabajaba en la refinería Lázaro Cárdenas de Petróleos Mexicanos y sus restos fueron encontrados en un basurero a un lado de la autopista Minatitlán-Villahermosa.
 
En tanto, el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de Quintana Roo destituyó a uno de sus trabajadores por incitar a la violencia contra las mujeres.
 
Algo similar ocurrió en Yucatán, donde un empleado de la Fiscalía General del Estado fue dado de baja por hacer comentarios misóginos en su página de Facebook sobre la protesta #NomecuidanMeviolan, realizada el 16 de agosto en la capital del país y en otras entidades.
 
(Con información de Vicente Juárez, Diana Manzo, Jorge A. Pérez Alfonso, Sergio Ocampo, Javier Santos, Ricardo Montoya, Antonio Heras y Patricia Vázquez / La Jornada)