méxico | 20 de Agosto de 2019

El presidente Andrés Manuel López Obrador durante su conferencia matutina dijo que si el político tradicional que está pensando como colarse no tiene futuro, porque la población detecta a trepadores, oportunistas y politiqueros. Foto Pablo Ramos / La Jornada

Por

Por 

Néstor Jiménez y Enrique Méndez / La Jornada
Ciudad de México, 20 de agosto. Luego del choque interno en la bancada de Morena en el Senado para renovar la presidencia de la Mesa Directiva de este órgano legislativo, el presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que, tanto para éste como para otros casos porque "aplica parejo", los políticos que sólo buscan “colarse” al poder, no ayudan, y ya pasaron, apuntó, los tiempos del individualismo.
 
Además, previo a la renovación de la dirigencia nacional de Morena, anunció que enviará una carta en su congreso nacional con su opinión sobre los valores del partido, e incluso, si fuera en fin de semana podría acudir, aunque recalcó que pidió licencia a su militancia.
 
En su conferencia de prensa, el mandatario fue cuestionado sobre la división dentro de la bancada de Morena en el Senado en torno a la definición del presidente del órgano legislativo para el segundo año de funciones.
 
“Yo no estoy participando en cuestiones partidistas, en este caso también se trata del Poder Legislativo, lo que creo, no sólo para este caso, sino para otros, aplica parejo, que quienes nos dedicamos al noble oficio de la política, tenemos que actuar poniendo por delante los ideales y principios, y profesar un profundo amor al pueblo”.
 
Agregó que si no hay ideales y principio, no se puede hacer política, y “el político tradicional que está pensando como colarse, no ayuda en nada, y no tiene futuro”, porque la población ya tuvo un cambio de mentalidad y detecta a trepadores, oportunistas y politiqueros.
 
“Ya pasó el tiempo en el que la política era sinónimo de individualismo, de sacar provecho personal o intereses personales, por legítimos que fueran, ya no ayudan quienes solamente piensan en sus intereses personales, tiene que haber mística, convicciones, entrega total a la causa pública, no son los cargos lo que debe de importar, sino la contribución a los cambios, en este caso a la transformación del país, la política es transformar, es hacer historia, y para ello se requieren ideales y principios”, agregó.
 
Recalcó que a los integrantes jóvenes de su gobierno los exhorta a estar cerca de la población.
 
En seguida, agregó: “El que no escucha a la gente no es político, lo que predominó fue el manejo elitista, el político era el que desayunaba, comía y cenaba con políticos, que hacía visitas a influyentes para ver posibilidades de acomodarse, se llegó a pensar que no existía el pueblo, que lo que contaba era hacer ese trabajo de relación pública y con eso podían pasar a ser gobernadores, incluso presidentes”.
 
Incluso recalco que, al igual que se posicionan los “productos chatarra” en el mercado, se posicionaban políticos con publicidad.
 
Al retomar el caso de la discusión de Morena en el Senado, “también tiene que haber discrepancias y polémica, y libertad y todo mundo debe manifestarse, pero lo importante es hacer política para el pueblo”. Pero subrayó que “al que pasa todo el tiempo en la oficina, sin darle el sol, hasta se puede enfermar, agarran un amarillo burócrata”.
 
El presidente López Obrador aprovechó para referirse al proceso interno de Morena y anunció que “a lo mejor envío una carta cuando sea el congreso para expresar mi punto de vista, mis sentimientos, y desear que le vaya muy bien a Morena y tratar algunos asuntos que desde luego tiene que ver con mantener principios e ideales, no buscar el poder por el poder, no abandonar al pueblo de México y no abandonar la lucha por la justicia, por la democracia, por la soberanía, por los valores”.
 
Recalcó que si una organización se ancla en valores resistirá, pero si comienza a zigzaguear se echa a perder.
 
Agregó que si al final del año hay un congreso de Morena en fin de semana antes de elegir a la nueva dirigencia, “a lo mejor asisto”, pero recordó que por el momento no es militante tras pedir licencia.
 
Descartó que la división de Morena en el Senado afecte a la discusión de las propuestas que prepara su administración.
 
Luego de que el INE ordenó que los llamados servidores de la Nación ya no usar los chalecos con los colores de Morena, y dijo que “está bien” la resolución y está prohibido que hagan proselitismo desde el gobierno en favor de un partido o candidato. Dijo que cambiarán el color de los chalecos.
 
En otras administraciones, dijo, no eran chalecos, sino dinero el que se usaba para hacer una política clientelar, lo cual nunca lo vio el INE, “pasó de noche”, sin sanciones, estaba de adorno y florero.