méxico | 20 de Agosto de 2018

El exgobernador de Veracruz se encuentra en prisión preventiva por los delitos imputados de lavado de dinero y delincuencia organizada.  Foto tomada de @Javier_Duarte

Por

Por 

Redacción
Tijuana, 20 de agosto.- Este lunes es el último día que la Procuraduría General de la Republica (PGR) tiene para acusar formalmente al ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada; la acusación es de vital importancia para que el proceso continúe y así se pueda llegar a un juicio.

De acuerdo con fuentes ligadas al proceso, hasta el viernes pasado no se contaba aun con una notificación formal de que la acusación se hubiera presentado ante el juzgado encargado de llevar el caso.

La acusación debe ser presentada inicialmente por escrito, si no se hace dentro del plazo legal correspondiente, el juez tiene la posibilidad de notificar directamente al procurador para saber que ocurrió, pero si transcurren otros 15 días sin dar respuesta, el caso se daría por cerrado en automático.

De acuerdo al artículo 335 del Código Nacional de Procedimientos Penales, el escrito debe incluir 13 elementos distintos, entre ellos la relación clara, precisa, circunstanciada y específica de las acusaciones contra el ex gobernador; así como las modalidades en que se llevaron a cabo los delitos que se le imputan, la pena que se solicita en su contra y el monto de la reparación del daño que el acusado tendría que cubrir.

Una vez que la PGR cumpla con la presentación de las pruebas, esta debe ser notificada inmediatamente a la víctima, que en este caso es la Secretaria de Hacienda, así como al acusado.

Javier Duarte se encuentra preso en el Reclusorio Preventivo Norte desde abril de 2017, tras ser detenido y extraditado por Guatemala, aunque solo se trata de una prisión preventiva mientras se determina si la Procuraduría reúne las pruebas necesarias para llevar el caso a un juicio.