méxico | 20 de Agosto de 2018

Nos toca dignificar el papel de los políticos: Yeidckol Polevnsky Foto Cristina Rodríguez

Por

Por 

Néstor Jiménez y Enrique Méndez / La Jornada
Ciudad de México, 20 de agosto.- Morena modificó ayer sus estatutos para que la actual dirigencia nacional, encabezada por Yeidckol Polevnsky, así como los presidentes estatales, se mantengan en sus cargos hasta noviembre de 2019, y que se permita renunciar a 50 por ciento de las prerrogativas del partido.

Al iniciar el quinto congreso nacional extraordinario del partido, celebrado ayer con la presencia del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, la dirigente nacional llamó a los próximos legisladores y funcionarios a dignificar la política.

Ante más de 500 consejeros nacionales, junto a cientos de militantes, acordaron entre los cambios estatutarios que el partido renuncie a 50 por ciento del financiamiento que le corresponde por ley, en sintonía, dijo Polevnsky, con la política de austeridad que ha planteado López Obrador para su gobierno.

Avalaron incluir, como otra de las reformas, la creación del Instituto de Formación Política de Morena, para los nuevos integrantes.

Antes de votarse los cambios, Polevnsky pidió a los ganadores del pasado proceso electoral cambiar la forma de hacer política en el país.

"Nos toca dignificar el papel de los políticos. La política es una actividad noble, porque a través de ella podemos ayudar a muchos; los políticos son los corruptos, no confundamos la actividad con las personas. Nosotros vamos a demostrar que hay políticos correctos, con valores y principios", señaló.

Tras indicar que la Comisión de Honestidad y Justicia del partido es un pilar que busca que "no se desvíe nadie", pidió a todos leer los estatutos del partido para que los usen como guía en su actuar.

"Estamos obligados a honrar lo que los estatutos dicen y nuestro presidente electo pone de ejemplo".

Durante la presentación del informe correspondiente al pasado proceso electoral, sostuvo que Morena se convirtió en un movimiento sin precedente a escala internacional, por el periodo en el que creció hasta ganar la Presidencia después de cuatro años de la fundación del partido.

La estructura de Morena dio inicio con comités en todo el país que agrupaban a un millón 167 mil 726 ciudadanos, y que ahora tiene 3 millones 71 mil 656 afiliados. Ello representa 10 por ciento de la votación que obtuvo López Obrador en la elección presidencial. Nuestro partido es muy grande, pero el voto de la ciudadanía es muchísimo mayor, agregó.

Junto a los gobernadores electos de Tabasco y Veracruz, Adán Augusto López y Cuitláhuac García, respectivamente, Polevnsky recalcó que defenderán sus triunfos en todo el país, y dijo que con la actual ley electoral Morena no está sobrerrepresentado en los Congresos locales, ya que a pesar de ir en coalición con el Partido del Trabajo y Encuentro Social, cada uno ganó lugares bajo sus propias siglas y no como bloque.

Por otra parte, López Obrador, luego de participar en el congreso de Morena, cerró sus actividades de ayer con una reunión por la tarde en su casa de transición con el futuro secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, y el negociador por parte de su equipo para la renovación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, Jesús Seade, quien le informó sobre los avances del tema.

Además, acudieron Rocío Nahle, próxima titular de Energía, y Manuel Bartlett, quien estará al frente de la Comisión Federal de Electricidad.