méxico | 20 de Agosto de 2018

Como parte de los recursos de 2018, el instituto nacional asignó 364 millones de pesos sólo al pago de compensación de las actividades relacionadas con el proceso electoral. Foto Cristina Rodríguez

Por

Por 

Alonso Urrutia / La Jornada
Ciudad de México, 20 de agosto.- El Instituto Nacional Electoral (INE) aprobará en los días próximos su proyecto de presupuesto en un contexto en el que el nuevo gobierno ha anunciado insólitas medidas de austeridad.

Si bien la Comisión Temporal de Presupuesto ha señalado que los recursos base que el instituto ha ejercido en años recientes fueron austeros, entre 2014 –año de transición de Instituto Federal Electoral a Instituto Nacional– y 2018 éstos se han elevado casi 50 por ciento.

En dicho renglón ha pasado de 6 mil 183 millones de pesos a 9 mil 754 millones en el actual ejercicio fiscal, es decir, hay un incremento de 3 mil 571 millones.

Ello, a pesar de que en 2017 la Cámara de Diputados decretó un recorte a la propuesta enviada por el INE de 300 millones y para 2018 el ajuste fue más drástico y alcanzó 800 millones.

Entre las medidas anunciadas por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, se encuentra la cancelación del pago de gastos médicos mayores para la alta burocracia, así como el denominado fondo de retiro individualizado.

Este 2018 el INE tiene programado ejercer 90 millones de pesos para el primer rubro, mientras para el fondo de retiro individualizado se asignó en este ejercicio 270 millones de pesos.

Después de haber ejercido el presupuesto más grande en su historia, que ascendió a 24 mil 515 millones de pesos –incluidos 6 mil 788 millones que se canalizaron a los partidos como prerrogativas y la partida asignada a la organización electoral–, proyectado para la realización de 30 elecciones locales y los comicios federales, el INE deberá revisar su presupuesto.

Como parte de los recursos de 2018, el instituto nacional asignó 364 millones de pesos sólo al pago de compensación de las actividades relacionadas con el proceso electoral.

Es decir, el bono comicial que está regulado por la legislación en la materia, la cual dispone que en el año en que se efectúen elecciones federales se dará un pago extraordinario por 40 días de salario a la estructura para compensar la inexistencia de horas extra.

Sondeo

¿Estás de acuerdo en que suspendan operaciones del SITT?