méxico | 20 de Mayo de 2019

AMLO consideró factible detonar el crecimiento regional, porque se trata de una muy zona rica". En la imagen, migrantes en Tapachula, Chis. Foto Luis Castillo / La Jornada

Por

Por 

Alonso Urrutia y Susana González / La Jornada
Ciudad de México, 20 de mayo. Tras escuchar las premisas de un plan de desarrollo para el sur de México, Guatemala, El Salvador y Honduras que elaboró la CEPAL, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que establecerán una ofensiva diplomática que encabezará la Secretaría de Relaciones Exteriores y que incluye convencer al gobierno de Estados Unidos que aporte recursos para detonar la cooperación en la región.

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, presentó la propuesta durante la conferencia matutina del mandatario.

López Obrador sostuvo que México ya no quiere esquemas de cooperación para reforzar las medidas de seguridad en el sureste mexicano ni quiere helicópteros artillados, sino un modelo en que se privilegie el desarrollo social. "Hay que atender las causas, hay que ir al origen de lo que está provocando este fenómeno migratorio y para ello no hay más que la cooperación para el desarrollo".

Subrayó que detonar el crecimiento regional es factible, porque se trata de una de las regiones "más ricas del mundo (...) una región rica con pueblo pobre, es una paradoja, es una contradicción".

Recordó que hay tierras con potencial agrícola, agua en abundancia, petróleo, playas y centros turísticos.

López Obrador dijo que es posible involucrar a Estados Unidos y Canadá, así como a otros países del mundo y que podría crearse un organismo para gestionar el plan.

El plan de desarrollo, con el apoyo de las naciones, fundamentalmente de los vecinos del norte, va a contribuir a atemperar el fenómeno migratorio, que permita lograr el ideal de que la migración sea una opción y no obligada por sus causas de pobreza y violencia, dijo el mandatario mexicano.